This content is not available in your region

Joe Biden rebaja el miedo a ómicron y anuncia un plan de combate para hacerle frente

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con EFE
euronews_icons_loading
Joe Biden rebaja el miedo a ómicron y anuncia un plan de combate para hacerle frente
Derechos de autor  Susan Walsh/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.

Con precaución, pero sin miedo. Así debe enfrentarse Estados Unidos, según anima Joe Biden, a la ola de ómicron que amenaza las fiestas navideñas.

El presidente comparecía este martes para hacer balance de la actual situación en el país ante la propagación de la nueva variante, y recordaba cómo con 200 millones de compatriotas ya vacunados la situación no es ni de lejos tan alarmante como la de 2020.

"Si estáis vacunados y seguís las precauciones que todos conocemos bien, deberíais sentiros cómodos celebrando la Navidad y las fiestas tal y como las habéis planeado", aseguraba Biden. "Así que, amigos, permítanme resumir: todos deberíamos estar preocupados por ómicron, pero sin que cunda el pánico. Si estáis totalmente vacunados y sobre todo si os habéis puesto la vacuna de refuerzo, estáis muy protegidos. Si no estáis vacunados, teneis un mayor riesgo de enfermar gravemente de COVID-19, de ser hospitalizados e incluso de morir".

Todos deberíamos estar preocupados por ómicron, pero sin que cunda el pánico. Si estáis totalmente vacunados estáis muy protegidos
Joe Biden
Presidente de Estados Unidos

Numerosas medidas de contención

Biden confirmó también la adquisión de 500 millones de tests para uso doméstico que los estadounidenses podrán adquirir de forma gratuita a partir de enero, además de una ampliación de los espacios de vacunación y un mayor apoyo a los hospitales con personal médico adicional, incluyendo 1000 médicos militares, enfermeros y paramédicos.

El presidente también animó a los responsables de educación a mantener las escuelas abiertas, realizando pruebas a los estudiantes para detectar el virus y poniendo en cuarentena a los que den positivo, pero sin cerrar los centros por completo.

Una guerra abierta a un virus que se está extendiendo rápidamente y es ahora la variante dominante, representando el 73 por ciento de los casos en este país.