This content is not available in your region

Legisladores Italia no se ponen de acuerdo sobre nuevo presidente, líderes buscan consenso

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El Parlamento italiano comienza a votar al presidente en una carrera muy abierta
El Parlamento italiano comienza a votar al presidente en una carrera muy abierta   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Angelo Amante

ROMA, 24 ene – Los legisladores italianos no lograron elegir un nuevo presidente en una primera votación secreta el lunes, mientras los líderes políticos se reunían para tratar de acordar un candidato de consenso y evitar una inestabilidad política perjudicial.

El primer ministro Mario Draghi sigue siendo el candidato más probable, pero los temores de que su ascenso a la jefatura del Estado pueda hacer añicos su gobierno de coalición y desencadenar unas elecciones nacionales anticipadas han complicado sus perspectivas.

El martes se celebrará una segunda ronda de votaciones después de que la mayoría de los 1.008 “grandes electores” sufragaran en blanco el lunes en una votación que duró casi cinco horas.

El ganador necesita una mayoría de dos tercios en cualquiera de las tres primeras rondas, siendo suficiente la mayoría absoluta a partir de entonces.

Aunque en gran medida ceremonial, el cargo presidencial italiano es también muy influyente, ya que el jefe de Estado suele ser llamado a resolver las crisis políticas en la tercera economía de la zona euro, donde los gobiernos sobreviven apenas un año en promedio.

Draghi, que lidera un Gobierno de unidad nacional, ha dejado claro que le gustaría el puesto, que tiene un plazo de 7 años.

“Estoy trabajando para que en las próximas horas la centroderecha ofrezca no sólo una, sino varias propuestas de calidad”, dijo el lunes por la noche el líder de la Liga, el derechista Matteo Salvini, sugiriendo que no se estaba creando un consenso detrás de Draghi.

Salvini estuvo en el centro de las conversaciones interpartidistas del lunes, reuniéndose por separado con el líder del Partido Democrático de centroizquierda, Enrico Letta, y con el exprimer ministro Giuseppe Conte, que encabeza el Movimiento 5 Estrellas, la mayor fuerza del Parlamento.

Tras la reunión con Letta, Salvini y Conte dijeron que estaban “trabajando en algunas opciones” y que se verían de nuevo el martes. El Movimiento 5 Estrellas sostuvo que había acuerdo en la necesidad de encontrar un candidato mutuamente aceptable “que una al país”.

Si Draghi se convirtiera en jefe de Estado, sería necesario llegar inmediatamente a un acuerdo sobre otro primer ministro para garantizar que la inestabilidad no ponga en peligro el impulso de Italia para recibir unos 200.000 millones de euros (226.800 millones de dólares) de fondos de ayuda de la UE para la pandemia.

En caso de que Draghi no consiga el puesto de jefe de Estado, algunos analistas sugieren que tampoco querrá seguir como primer ministro, si la coalición que respalda a su gobierno se divide por la elección presidencial.