euronews_icons_loading
Ritual de purificación budista en un arroyo de agua helada en Japón

Monjes budistas han realizado un rito de purificación bañándose en un arroyo frío en el oeste de Japón, en Koyasan. También rezaron por el fin de la pandemia.

Koyasan, o Monte Koya, es conocido como el centro del budismo Shingon. Allí se encuentran más de cien templos.

El ritual anual tuvo lugar el domingo en un río que atraviesa el templo Okunoin. El mausoleo del fundador del budismo Shingon está situado en Okunoin.

Participaron ocho personas vestidas de blanco y con abalorios en las manos. Los participantes mantuvieron una distancia entre sí, al entrar en el agua, como precaución contra el coronavirus.

Cantaron sutras al son de las palmas de madera.

La temperatura del aire y del agua era de cero grados centígrados a las 10 de la mañana.