This content is not available in your region

El primer ministro de Irlanda del Norte podría dimitir al aumentar las tensiones post-Brexit

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El primer ministro de Irlanda del Norte podría dimitir al aumentar las tensiones post-Brexit
El primer ministro de Irlanda del Norte podría dimitir al aumentar las tensiones post-Brexit   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Ian Graham

BELFAST, 3 feb – El primer ministro de Irlanda del Norte tiene la intención de dimitir este jueves en protesta por las normas comerciales post Brexit, según informó la BBC, mientras la Unión Europea advirtió a Reino Unido de que violará el derecho internacional si deja que Belfast detenga algunos controles de mercancías.

Las tensiones sobre el protocolo de Irlanda del Norte, firmado en el marco de la salida británica de la UE, volvieron a estallar el miércoles, cuando el ministro de Agricultura de la provincia británica, Edwin Poots, ordenó el cese inmediato de los controles sobre los productos agroalimentarios que llegan a la región desde el resto de Reino Unido.

El probritánico Partido Unionista Democrático (DUP) de Poots lleva meses amenazando con hacer caer al gobierno regional antes de las elecciones de mayo por su vehemente oposición al protocolo, que el DUP cree que abre una brecha entre la región y el resto de Reino Unido, al otro lado del Mar de Irlanda.

El protocolo mantuvo a Irlanda del Norte en la unión aduanera de la UE para las mercancías, con el fin de mantener abierta una frontera políticamente sensible con Irlanda, miembro de la UE. Sin embargo, al hacerlo, creó una frontera efectiva en el Mar de Irlanda, enfureciendo a los unionistas probritánicos y pro Brexit y llevó al gobierno británico a tratar de reescribir el acuerdo que firmó en 2019.

La BBC informó que el primer ministro Paul Givan hará un anuncio de renuncia más tarde el jueves, aunque es posible que no deje el cargo hasta la próxima semana.

Si Givan renuncia, provocará la dimisión de la viceprimera ministra Michelle O’Neill, del Sinn Fein, rival nacionalista irlandés del DUP y proeuropeo. Esto paralizaría la toma de decisiones en la región, donde los principales partidos comparten el poder en virtud de un acuerdo de paz de 1998 que puso fin a tres décadas de violencia sectaria.

No obstante, no conduciría de manera necesaria a unas elecciones anticipadas, que, según los sondeos, harían que el Sinn Fein superara al DUP y se convirtiera en el mayor partido de Irlanda del Norte por primera vez. El DUP ha perdido el apoyo de otros grupos unionistas en relación con el protocolo.

En Londres, el gobierno británico dijo que los controles son competencia del ejecutivo norirlandés, pero el ministro de Asuntos Exteriores irlandés dijo que Londres tiene la obligación de cumplir el derecho internacional, una opinión de la que se hizo eco la comisaria de Servicios Financieros de la UE, Mairead McGuinness.

“Es una violación absoluta del derecho internacional”, dijo McGuinness, representante de Irlanda en la Comisión Europea, a la cadena nacional RTE. “Hemos recordado a nuestros homólogos británicos desde el principio, cuando se apartaron de la aplicación del acuerdo, que estaban incumpliendo el derecho internacional. Eso es un problema importante, porque tenemos que poder confiar los unos en los otros”.