This content is not available in your region

Protesta contra mandato de vacunación paraliza la capital canadiense, dice alcalde

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Protesta contra mandato de vacunación paraliza la capital canadiense, dice alcalde
Protesta contra mandato de vacunación paraliza la capital canadiense, dice alcalde   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Lars Hagberg y David Ljunggren

OTTAWA, 6 feb – Los manifestantes que acampan en la capital canadiense superan en número a la policía y controlan la situación, dijo el domingo el alcalde de la ciudad, mientras la demostración contra un mandato de vacunación entraba en su décimo día y el gobierno decía que no daría marcha atrás en el tema.

El “Convoy de la Libertad” comenzó como un movimiento contra un requisito de vacunas canadiense para los camioneros transfronterizos, pero se ha convertido en un punto de encuentro contra las medidas de salud pública y el gobierno del primer ministro Justin Trudeau.

“El convoy puede estar en desacuerdo, pero no está por encima de la ley y debe haber una resolución pacífica de esto lo antes posible”, dijo el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Marco Mendicino, en la televisión CBC.

“Pusimos la cuestión de las vacunas y los mandatos de vacunación en la papeleta… en las elecciones (de 2021) y simplemente estamos cumpliendo la promesa que hicimos con el apoyo de la gran mayoría de los canadienses”, añadió.

Los manifestantes han paralizado el centro de Ottawa durante los últimos nueve días, con algunos participantes ondeando banderas confederadas o nazis y algunos diciendo que quieren disolver el gobierno de Canadá.

En medio del incesante sonido de las bocinas y los ocasionales fuegos artificiales, una pulida cadena de suministros que incluye saunas portátiles, una cocina comunitaria y castillos hinchables para los niños ha sostenido a los manifestantes ante la furia de los residentes, que culpan a la policía por su inacción.

“La situación en este momento está completamente fuera de control porque los individuos de la protesta llevan la voz cantante”, dijo el alcalde de Ottawa, Jim Watson, en una emisora de radio local. “Tienen mucha más gente que los agentes de policía”

La policía de Ottawa reubicó a algunos manifestantes y colocó nuevas barricadas el domingo, diciendo que están “recogiendo pruebas financieras, digitales, de registro de vehículos… y otras que se utilizarán en procesos penales”.

Trudeau, que se encuentra aislado tras dar positivo en la prueba de COVID-19 la semana pasada, ha descartado el uso del ejército para disolver la protesta. Por motivos de seguridad, Trudeau y su familia abandonaron su casa del centro de la ciudad el pasado fin de semana y no se ha revelado su ubicación.

El primer ministro dijo que la caravana representaba una “pequeña minoría marginal” y que el gobierno no se dejaría intimidar. Alrededor del 90% de los camioneros transfronterizos de Canadá y casi el 79% de la población se ha vacunado contra la COVID-19.

Los organizadores del convoy dijeron que se abstendrían de utilizar las bocinas el domingo durante cuatro horas “como gesto de buena voluntad”.

“Por respeto al Día del Señor, a los miembros de nuestras fuerzas armadas que se han sacrificado y siguen sacrificándose tanto por nuestra libertad, a los hombres y mujeres de azul que hacen un magnífico trabajo protegiéndonos… los miembros de nuestro convoy desistirán de tocar las bocinas”, dijo el grupo en un comunicado.