This content is not available in your region

Preparadas para luchar, mujeres ucranianas reciben cursos de autodefensa cerca de frontera con Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

JÁRKOV, Ucrania, 7 feb – Viktoria Makarova carga su rifle y apunta a una diana en el suelo cubierto de nieve, mientras un instructor le sujeta el hombro para el culatazo.

Makarova, gerenta de una empresa de construcción en la ciudad ucraniana oriental de Járkov, pasa los fines de semana aprendiendo a disparar armas, practicando artes marciales y perfeccionando sus conocimientos de primeros auxilios mientras el país se prepara para una posible guerra con Rusia.

Se ha inscrito en un curso de defensa personal en la segunda ciudad más grande de Ucrania, un importante centro industrial situado a 40 kilómetros de la frontera con Rusia.

“Ahora es el momento de proteger mi país, mi casa y mi familia”, dijo esta mujer de 44 años, madre de dos hijos.

“Las tropas rusas se están acumulando en nuestras fronteras y hay un gran peligro de que nos invadan de nuevo. No vamos a huir y abandonar nuestra querida ciudad de Járkov, esto significa que tenemos que aprender a defenderla”, dijo Makarova.

En las últimas semanas, Rusia ha concentrado más de 100.000 soldados cerca de las fronteras de Ucrania, lo que ha hecho temer una invasión militar a gran escala. Moscú niega tal plan, pero ha exigido a Occidente garantías de seguridad, incluida la promesa de la OTAN de no admitir nunca a Kiev.

En una reciente entrevista con The Washington Post, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, dijo que Járkov podría ser un objetivo ruso, pero su oficina dijo después que el presidente estaba hablando hipotéticamente.

La demanda de cursos militares y de autodefensa ha aumentado entre los civiles ucranianos a medida que aumenta el temor a una invasión.

“Cada vez que crece la agresión rusa, aumenta la motivación de la gente, que obviamente quiere refrescar sus conocimientos y aprender otros nuevos”, dijo Igor Pushkarev, veterano de la guerra de Ucrania contra las fuerzas respaldadas por Rusia en el este del país y uno de los instructores del curso.

Dariya Konokh, una estudiante de derecho de 23 años que participa en el curso, dijo que no le sorprendía que la mayoría de los participantes fueran mujeres.

“Este (es) el lugar adecuado para las jóvenes. Conozco a muchas mujeres soldado profesionales y creo que el género en esta situación no importa”, dijo.