This content is not available in your region

La ultraderecha de Vox aspira a gobernar por primera vez tras las elecciones en Castilla León

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Los ultraderechistas españoles de Vox podrían entrar en el gobierno de Castilla y León
Los ultraderechistas españoles de Vox podrían entrar en el gobierno de Castilla y León   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MADRID, 14 feb -El partido de extrema derecha Vox tiene cerca la la posibilidad de conseguir una cuota de poder por primera vez en España, después de que las elecciones anticipadas en la región de Castilla y León lo hayan dejado como el más probable socio del conservador Partido Popular.

El PP convocó las elecciones con la esperanza de lograr una mayoría absoluta y deshacerse de Ciudadanos, el anterior socio centrista con el que gobernaba la región.

Sin embargo, el PP fracasó al obtener sólo el 31% de los votos, frente al 30% de los socialistas —que controlan el Gobierno central— y el 17% de Vox.

El máximo dirigente nacional de Vox, Santiago Abascal, dijo que su aspiración es que el líder regional de su partido sea el vicepresidente regional.

“Vox tiene el derecho y el deber de formar gobierno en Castilla y León”, dijo el jefe nacional de Vox, Santiago Abascal, en un mitin político el domingo por la noche.

El resultado supone un varapalo para el PP, que hasta hace una década era la única fuerza conservadora en España con representación parlamentaria, pero que ha sufrido una fragmentación de su voto por una serie de escándalos de corrupción, y un espaldarazo para Vox, que se fundó en 2014 y ahora es el tercer partido en el Parlamento.

También constituye otro avance de la extrema derecha en Europa, que ha ampliado su apoyo en países como Francia, Italia y Portugal con críticas a la inmigración, el feminismo y el colectivo LGBT u otras comunidades minoritarias.

En el sistema español de autonomías, las regiones tienen sus propios parlamentos y gobiernos con competencias en áreas como Sanidad y Educación.

Vox ya ha prestado sus votos a los Gobiernos regionales conservadores de comunidades como Madrid o Andalucía en temas legislativos concretos, pero nunca se había incorporado formalmente a un Gobierno regional.

El afianzamiento de Vox en Castilla y León podría presagiar otro aumento de apoyos en Andalucía, la región más poblada de España, que celebrará elecciones en los próximos meses, y eventualmente en las elecciones nacionales previstas para 2023.

El actual presidente regional de Castilla y León, Alonso Fernández Mañueco, dijo que hablaría con todos los partidos políticos para formar alianzas, sin referirse directamente a Vox.