This content is not available in your region

La corta vida útil de AZ complica la distribución de la vacuna a los países más pobres

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La corta vida útil de AZ complica la distribución de la vacuna a los países más pobres
La corta vida útil de AZ complica la distribución de la vacuna a los países más pobres   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Francesco Guarascio y Jennifer Rigby

BRUSELAS/LONDRES, 16 feb – La vida útil relativamente corta de la vacuna COVID-19 de AstraZeneca Plc está complicando el despliegue en las naciones más pobres del mundo, según fuentes consultadas y documentos internos de la Organización Mundial de la Salud a los que Reuters ha tenido acceso.

Se trata del último quebradero de cabeza que afecta al proyecto de reparto de vacunas COVAX, codirigido por la OMS y cuyo objetivo es hacer llegar las vacunas a las personas más necesitadas del mundo.

Al principio, los países más pobres y COVAX se quedaron atrás en la obtención de suministros de vacunas, ya que las naciones más ricas utilizaron su poder financiero para adquirir las primeras dosis disponibles.

A medida que la producción de vacunas aumentó y los Estados más ricos empezaron a donar el exceso de dosis, algunos países —sobre todo en África— tienen ahora dificultades para administrar los grandes envíos.

La necesidad de rechazar las vacunas con una vida útil corta, junto con la desigualdad inicial, las dudas y otras barreras han contribuido a una tasa de vacunación mucho más baja en África, donde sólo se ha inmunizado a alrededor del 10% de las personas, en comparación con más del 70% en las naciones más ricas.

Muchas vacunas están llegando con sólo unos meses, y a veces semanas, antes de su fecha de caducidad, lo que se suma a la lucha por conseguir las vacunas. Algunos países han tenido que destruir las dosis caducadas, como Nigeria, que se deshizo de hasta un millón de vacunas de AstraZeneca en noviembre. 

El problema de la corta vida útil afecta en gran medida a AstraZeneca, según los datos de COVAX y los portavoces.

La mayoría de las 19 naciones africanas enumeradas tenían dosis de AstraZeneca caducadas, mientras que solo un puñado de países tenía dosis caducadas de otros fabricantes. Del total de dosis caducadas declaradas por esos países en la semana, cerca de 1,3 millones eran de AstraZeneca, 280.000 de Johnson & Johnson, 15.000 de Moderna y 13.000 de la rusa Sputnik, según muestra el documento.

Se espera que se rechacen muchas más vacunas, ya que los países africanos y COVAX dijeron que a partir de enero no aceptarían vacunas con menos de dos meses y medio de caducidad.

Dos meses y medio de vida útil es la duración mínima que los países africanos consideran necesaria para administrar las vacunas.

La corta vida útil no suele ser un problema para un país rico con experiencia e infraestructura. Pero sin sistemas sólidos, puede ser un obstáculo insuperable.

Algunos países africanos advirtieron en el documento de la OMS que millones de vacunas de Moderna y Pfizer podrían desperdiciarse, y que el problema suele estar relacionado con la escasa aceptación de las vacunas y la insuficiencia de equipos de cadena de frío para distribuir estas vacunas en regiones remotas.