This content is not available in your region

Rusia se atrinchera en exigencias de seguridad, pero está dispuesta a hablar de misiles

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia se atrinchera en exigencias de seguridad, pero está dispuesta a hablar de misiles
Rusia se atrinchera en exigencias de seguridad, pero está dispuesta a hablar de misiles   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MOSCÚ, 17 feb -Rusia reafirmó el jueves una serie de exigencias de seguridad que Estados Unidos y sus aliados ya han rechazado, pero dijo por primera vez que estaba dispuesta a hablar de inspecciones mutuas de emplazamientos de misiles.

En un extenso documento entregado al embajador estadounidense, Moscú acusó a Washington de no haber respondido de forma constructiva a las demandas que presentó en diciembre, entre ellas la de detener la ampliación de la OTAN hacia el este.

Las “líneas rojas” de Rusia siguen siendo ignoradas, dijo en una réplica a las contrapropuestas de Estados Unidos y la OTAN recibidas el mes pasado.

El documento se publicó en un momento de gran tensión por la crisis de Ucrania, con las fuerzas rusas concentradas cerca de las fronteras de su vecina y los gobiernos occidentales diciendo que podría atacar en cualquier momento.

Rusia volvió a exigir la retirada de todas las fuerzas estadounidenses de Europa Central y Oriental, algo que Washington y la OTAN han calificado de imposible.

Sin embargo, la agencia de noticias RIA citó al Ministerio de Asuntos Exteriores diciendo que Moscú estaba dispuesto a discutir la posibilidad de permitir la verificación de algunas de sus instalaciones de misiles en la Rusia europea a cambio de la verificación de los sitios de defensa antimisiles de Estados Unidos en Polonia y Rumania.

La idea había sido planteada por Washington el mes pasado.

Las inspecciones mutuas, si se llevan a cabo, podrían responder a las preocupaciones expresadas por el presidente ruso Vladimir Putin de que los emplazamientos polacos y rumanos puedan ser usados para desplegar misiles de crucero Tomahawk contra Rusia.

El documento ruso enumeraba una serie de exigencias para desescalar la situación en torno a Ucrania. Entre ellas, el cese de los suministros de armas occidentales y la retirada de los ya enviados, la salida de los asesores e instructores militares occidentales de Ucrania y el cese de cualquier ejercicio conjunto de la OTAN con Ucrania.

“Si la parte estadounidense no está dispuesta a acordar garantías firmes y jurídicamente vinculantes de nuestra seguridad por parte de Estados Unidos y sus aliados, Rusia se verá obligada a responder, incluso con la aplicación de medidas técnico-militares”, decía el documento.

Rusia ha sugerido en el pasado que las “medidas técnico-militares” podrían incluir el despliegue de misiles y de tropas.