This content is not available in your region

Las fuerzas rusas avanzan hacia Kiev, enfrentan una "resistencia decidida"

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Las fuerzas rusas golpean Ucrania por tercer día, Interfax dice que capturan la primera ciudad
Las fuerzas rusas golpean Ucrania por tercer día, Interfax dice que capturan la primera ciudad   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Maria Tsvetkova y Aleksandar Vasovic

KIEV, 26 feb -Los aliados occidentales anunciaron nuevas y amplias sanciones contra Moscú el sábado, incluida la expulsión de algunos bancos rusos del principal sistema de pagos global, mientras el presidente Volodymyr Zelenskiy dijo que las fuerzas ucranianas estaban repeliendo a las tropas rusas que avanzaban hacia Kiev.

Con el objetivo de aumentar las penas económicas sobre el presidente ruso, Vladimir Putin, por la invasión a Ucrania, Estados Unidos y sus socios europeos también dijeron que impondrían restricciones al banco central de Rusia para limitar su capacidad de respaldar al rublo.

El anuncio se produjo mientras los combates continuaban en Ucrania. Testigos de Reuters en Kiev informaron de explosiones y disparos ocasionales en la ciudad el sábado por la noche, pero no estaba claro de dónde procedían exactamente. La capital y otras ciudades han sido bombardeadas por la artillería y misiles de crucero rusos.

Putin lanzó lo que llamó una operación militar especial antes del amanecer del jueves, ignorando las advertencias occidentales y diciendo que los “neonazis” que gobiernan Ucrania amenazan la seguridad de Rusia.

El asalto de Rusia es el más grande contra un estado europeo desde la Segunda Guerra Mundial y amenaza con trastornar el orden del continente posterior a la Guerra Fría.

Un funcionario de defensa de Estados Unidos dijo que las fuerzas de Ucrania estaban oponiendo “una resistencia muy decidida” al avance ruso desde tres frentes, lo que ha llevado a cientos de miles de ucranianos a huir hacia el oeste, obstruyendo las principales carreteras y vías férreas.

“A medida que las fuerzas rusas desatan su asalto a Kiev y otras ciudades ucranianas, estamos decididos a seguir imponiendo costos a Rusia que aislarán aún más a Rusia del sistema financiero internacional y de nuestras economías”, dijeron los aliados occidentales mientras intensificaban sus sanciones.

“Implementaremos estas medidas en los próximos días”, según un comunicado conjunto de Estados Unidos, Francia, Canadá, Italia, Reino Unido y la Comisión Europea.

Después de que evitaron tomar tal decisión en un comienzo, los aliados se comprometieron a “garantizar que bancos rusos seleccionados sean eliminados del sistema de mensajería SWIFT”.

La medida asesta un golpe al comercio ruso y dificulta que las empresas rusas hagan negocios. SWIFT, o la “Sociedad para las Telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales”, es una red de mensajería segura que facilita los pagos transfronterizos rápidos, lo que la convierte en un mecanismo crucial para el comercio internacional.

Las sanciones al banco central de Rusia podrían limitar el uso que Putin podría hacer de sus más de 630.000 millones de dólares en reservas internacionales, con son consideradas ampliamente como un cojín que protege a Rusia de daños económicos.

El Kremlin dijo que sus tropas avanzaban nuevamente “en todas las direcciones” después de que Putin ordenó una pausa el viernes. El gobierno de Ucrania dijo que no hubo pausa.

“Hemos resistido y estamos repeliendo con éxito los ataques enemigos. La lucha continúa”, dijo Zelenskiy en un mensaje de video desde las calles de Kiev publicado en sus redes sociales.

La crisis ha galvanizado a la alianza militar occidental de la OTAN, que ha anunciado una serie de medidas para reforzar su flanco oriental. Si bien la OTAN ha dicho que no desplegará tropas en Ucrania, una serie de países están enviando ayuda militar.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó la liberación de armas por valor de hasta 350 millones de dólares de las existencias de su país, mientras que Alemania, en un cambio de su política de larga data de no exportar armas a zonas de guerra, dijo que enviaría armas antitanques y misiles tierra-aire.