This content is not available in your region

Ucrania pide a China que interceda para que Rusia detenga la guerra, según Ministerio de Exteriores ucraniano

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ukraine says Russia is carrying out full-scale offensive
Ukraine says Russia is carrying out full-scale offensive   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LEÓPOLIS, Ucrania/PEKÍN, China, 1 mar – El ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, pidió el martes a su par chino en una llamada telefónica que utilizara los lazos de Pekín con Moscú para detener la invasión militar rusa de su vecino, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano en un comunicado.

Según el comunicado, el ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, dijo a Kuleba que Pekín estaba dispuesto a hacer todo lo posible para ayudar a poner fin a la guerra a través de la diplomacia.

China, que ha estrechado su relación con Moscú en los últimos años, al tiempo que ha mantenido cordiales lazos diplomáticos y fuertes vínculos comerciales con Ucrania, se ha negado a condenar el ataque de Rusia al país o a calificar sus acciones en él de invasión.

La llamada entre ambos es la primera de la que se tiene noticia desde el ataque de Rusia a su vecino el pasado jueves. Fue iniciada por Kuleba, según el Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

Wang repitió el llamado de China a una solución de la crisis a través de las negociaciones, diciendo que apoyaba todos los esfuerzos internacionales que pudieran ayudar a lograr una resolución política, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores chino en un comunicado.

En enero, el presidente chino, Xi Jinping, conmemoró los 30 años de relaciones con Ucrania, alabando la “creciente confianza política mutua” entre ambos países. Ucrania es uno de los ejes de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, un proyecto diplomático y de infraestructuras de gran envergadura que vincula a China con Europa.

Rusia califica sus acciones en Ucrania de “operación especial” que, según dice, no está diseñada para ocupar territorio, sino para destruir las capacidades militares de su vecino y capturar a los que considera peligrosos nacionalistas.