This content is not available in your region

Trabajadores ucranianos en el extranjero movilizan a Silicon Valley en la guerra con Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Ukraine's tech diaspora races to mobilize Silicon Valley in war with Russia
Ukraine's tech diaspora races to mobilize Silicon Valley in war with Russia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Paresh Dave y Jeffrey Dastin

2 mar – Los ucranianos que trabajan en empresas tecnológicas occidentales se están uniendo para ayudar a su asediado país, con el objetivo de derribar los sitios web de desinformación, animar a los rusos a volverse contra su Gobierno y acelerar la entrega de suministros médicos.

A través de campañas de correo electrónico y peticiones en línea, buscan persuadir a empresas como la compañía de seguridad de Internet Cloudflare Inc, Google (de Alphabet Inc y Amazon.com Inc para que hagan más esfuerzos por contrarrestar la invasión rusa de Ucrania.

“Las empresas deben tratar de aislar a Rusia tanto como sea posible, tan pronto como sea posible”, dijo Olexiy Oryeshko, un ucraniano estadounidense que forma parte del personal de Google como  ingeniero de software. “Las sanciones no son suficientes”.

Oryeshko es uno de los nueve activistas tecnológicos entrevistados por Reuters que tienen ascendencia ucraniana o son inmigrantes ucranianos y están respondiendo a un llamamiento de Kiev para formar un “ejército informático” voluntario.

Muchas empresas han cortado sus vínculos con Rusia debido a las nuevas restricciones comerciales del Gobierno, pero estos activistas exigen más.

Están apelando a las empresas de ciberseguridad en particular, pidiéndoles que abandonen a sus clientes rusos, especialmente a los que publican desinformación. De ser así, estos medios de comunicación serían más vulnerables a los ataques en línea.

Igor Seletski, director ejecutivo del fabricante de software CloudLinux, con sede en Palo Alto, ha pedido a Cloudflare que abandone varios sitios web de noticias rusos.

“Dado que incluso Suiza tomó partido, creo que sería una declaración importante si Cloudflare hiciera lo mismo”, escribió en un correo electrónico a los altos ejecutivos, que compartió con Reuters.

Cloudflare dijo que dio de baja a algunos clientes debido a las sanciones y ha comenzado a revisar las cuentas señaladas en el correo electrónico de Seletski, añadiendo que estaba procediendo con cautela porque cortar los vínculos pondría en peligro la seguridad de los clientes.

Ante la explosión de bombas frente a la casa de sus padres la semana pasada y preocupado por la seguridad de algunos de sus colegas ucranianos que no se habían registrado recientemente, Vlad Goloshuk ha hecho un llamamiento a una serie de empresas para que le ayuden a presionar a Rusia.

Más de una docena de compañías, entre ellas proveedores de seguridad y de alojamiento web, dijeron que harían lo que pudieran. Algunas han dado de baja a clientes rusos o estaban considerando hacerlo, según las respuestas mostradas a Reuters por Goloshuk, director general de Brightest Minds, una empresa que ayuda a las empresas a generar oportunidades de venta.

Philipp Lypniakov, que trabaja para la aplicación española de reparto Glovo y ha apoyado los esfuerzos para retirar los sitios web rusos, dijo que espera que la “guerra informática” proteja a Ucrania.

Las interrupciones enviarán “un mensaje, empezando por los ciudadanos de a pie hasta los altos cargos, de que ‘oigan, esto es inaceptable’”, dijo.

SE INSTA A LA SUSPENSIÓN DE LOSSERVICIOS

En Google, los trabajadores, entre los que se encuentran cientos de ascendencia ucraniana, han firmado una carta interna dirigida al director ejecutivo, Sundar Pichai, en la que se pide al gigante de las búsquedas que preste más ayuda a Ucrania y que modifique sus servicios, como Maps y las herramientas de publicidad, según un ingeniero de software de la compañía que habló bajo condición de anonimato.

Google declinó hacer comentarios. En los últimos días, ha prohibido a los medios de comunicación estatales rusos el acceso a herramientas de publicidad y distribución y ha aumentado las medidas de seguridad para los usuarios de Ucrania.

Los activistas también están buscando formas de perturbar la vida de los civiles rusos, con el objetivo de debilitar el apoyo a la guerra dentro de Rusia.

Una petición en línea organizada por Stas Matviyenko, director general de la empresa de pedidos de restaurantes Allset en Los Ángeles, ha pedido a los desarrolladores estadounidenses de aplicaciones de entretenimiento, pago, citas y otras que bloqueen el acceso en Rusia.

La fuerza financiera y de la cadena de suministro de las grandes empresas tecnológicas también podría ayudar.

El grupo de ayuda humanitaria Nova Ukraine, con sede en Silicon Valley, ha instado a Amazon a donar tiempo de trabajo junto con espacio para vendas y otros suministros cruciales en sus aviones de carga y vehículos que se dirigen a países vecinos como Polonia.

“Tienen la capacidad que no tiene nadie más”, dijo Igor Markov, director de Nova Ucrania y científico de investigación tecnológica.

Amazon declinó hacer comentarios. Esta semana dijo que donaría hasta 10 millones de dólares a las organizaciones que prestan ayuda en Ucrania.

Organizar la ayuda para Ucrania en línea ha consumido a Julia Nechaeva, una directora de producto en la unidad de transmisión en vivo de Amazon, Twitch.

“Sólo he abierto mi ordenador de trabajo tres veces desde el pasado miércoles”, dijo. “Para avisar a mi gerente de que voy a estar fuera y para utilizar la equiparación de donaciones”.