This content is not available in your region

EEUU advierte a Moscú y Minsk contra el despliegue de armas nucleares en Bielorrusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
EEUU advierte a Moscú y Minsk contra el despliegue de armas nucleares en Bielorrusia
EEUU advierte a Moscú y Minsk contra el despliegue de armas nucleares en Bielorrusia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Emma Farge

GINEBRA, 3 mar – Estados Unidos advirtió el jueves a Rusia y Bielorrusia en una reunión de control de armas de la ONU que no desplieguen armas nucleares en el país aliado de Moscú tras la invasión rusa de Ucrania.

“Cualquier movimiento de armas nucleares rusas hacia Bielorrusia sería peligrosamente provocativo y desestabilizaría aún más la región. Hacemos un llamamiento a Bielorrusia para que rechace las políticas de amenaza e intimidación nuclear de Rusia”, dijo la enviada estadounidense Aud-Frances McKernan en la Conferencia de Desarme (CD), en declaraciones facilitadas por la misión de Estados Unidos.

Sus comentarios se producen en un momento en que la CD, con sede en Ginebra, debatía la invasión rusa después de que Kiev acusara a Moscú en el foro de “violar todos los tratados de desarme”.

Un referéndum en Bielorrusia aprobó el domingo una nueva constitución que abandona el estatus no nuclear del país, en un momento en que la antigua república soviética se ha convertido en una plataforma de lanzamiento de la operación militar de Rusia, según informaron las agencias de noticias rusas.

La nueva constitución permite que haya armas nucleares en suelo bielorruso por primera vez desde que el país renunció a ellas tras la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, había dicho esta semana que los bombardeos rusos durante su ofensiva equivalían a crímenes de guerra.

Rusia califica sus acciones en Ucrania de “operación militar especial” que, según dice, no está destinada a ocupar territorio, sino a destruir las capacidades militares de su vecino del sur y capturar a supuestos peligrosos nacionalistas.

El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, dijo en la reunión de la CD a principios de esta semana que Kiev había estado tratando de adquirir armas nucleares, afirmando que Moscú tenía que impedirlo.

El jefe del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Rafael Grossi, dijo a los periodistas en Viena el miércoles que el organismo de control nuclear de la ONU no tenía pruebas que respaldaran la acusación de Lavrov.

“Para nosotros está muy claro. No tenemos ninguna información que cuestione las credenciales de no proliferación de Ucrania”, dijo Grossi al ser preguntado por el comentario de Lavrov.

“Es importante decir… que seguimos con nuestra operación de salvaguardias (nucleares) y no tenemos información de que haya ninguna desviación de material, ningún material no declarado o actividades que conduzcan al desarrollo de armas nucleares”.

Algunos delegados consideraron que la crisis ucraniana era una oportunidad para revitalizar la Conferencia de Desarme, que tiene un ambicioso mandato formal para negociar la reducción de armas, pero que no ha llegado a ningún acuerdo desde el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares de 1996.

Sin embargo, los expertos dijeron que había pocas esperanzas de obtener un resultado concreto sobre las acusaciones de Ucrania y otros miembros contra Rusia, ya que el foro de 65 miembros debe decidir por consenso.