euronews_icons_loading
"Cadáveres por todas partes": el rastro del ejército ruso en Ucrania

Las consecuencias de los mortíferos bombardeos rusos en Chernígov en este vídeo.

Los residentes escarban entre los escombros mientras las sirenas antiaéreas suenan de fondo en la ciudad ucraniana de Chernihiv, junto a la frontera con Bielorrusia, un día después del mortífero bombardeo ruso que mató al menos a 47 personas. "Había una cola delante de una farmacia y luego estaban todos muertos", cuenta Sergei, mientras Petro Bahatyuk, un jubilado, se lamenta de su impotencia mientras mira hacia el lugar donde murió su familia. "Si yo hubiera estado aquí, también estaría muerto".

Las imágenes aéreas del viernes muestran edificios residenciales dañados y coches quemados en el centro del pueblo de Byshiv, a unos 60 kilómetros al suroeste de Kiev.