This content is not available in your region

Bachelet dice que visita a China está acordada en mayo, incluyendo a Xinjiang

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Bachelet dice que visita a China está acordada en mayo, incluyendo a Xinjiang
Bachelet dice que visita a China está acordada en mayo, incluyendo a Xinjiang   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Stephanie Nebehay

GINEBRA, 8 mar -La jefa de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, anunció el martes que llegó a un acuerdo con China para una visita, “prevista” en mayo, y que había planteado a Pekín las detenciones de activistas para apoyar su libertad de expresión.

Su visita incluirá una parada en la remota región occidental de Xinjiang, donde los activistas afirman que alrededor de un millón de uigures han sido detenidos en masa, dijo al Consejo de Derechos Humanos.

China rechaza las acusaciones de abuso, describiendo los campos como centros de formación profesional diseñados para combatir el extremismo, y a finales de 2019 dijo que todas las personas en los campos se habían “graduado”.

Bachelet, hablando por mensaje en video en el foro de Ginebra, no hizo referencia a su largamente esperado informe sobre los presuntos abusos contra los uigures. Su oficina comenzó a recopilar pruebas hace tres años y medio y, en diciembre, su portavoz había prometido su publicación en unas semanas.

Su equipo de avanzada partirá en abril para preparar la visita, la primera de un Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos a China desde Louise Arbour en 2005.

Chen Xu, embajador de China ante la ONU en Ginebra, dijo en el foro que la libertad de expresión estaba plenamente protegida en su país, pero añadió: “La libertad de expresión nunca puede ser un pretexto para hacer (poner) a nadie por encima de la ley”.

“Damos la bienvenida a la visita de la Alta Comisionada a Xinjiang en este mes de mayo. Y China colaborará con (su oficina) para preparar bien esta visita”, agregó Chen.

Cerca de 200 grupos de activistas emitieron rápidamente una carta abierta en la que exigían a Bachelet que publicara sus conclusiones “para enviar un mensaje a las víctimas y a los perpetradores por igual de que ningún Estado, por poderoso que sea, está por encima del derecho internacional o del sólido escrutinio independiente de su Oficina”.

“Nos ha preocupado el relativo silencio de su Oficina ante estas graves violaciones”, dijeron los grupos, entre ellos Amnistía Internacional, Human Rights Watch y Chinese Human Rights Defenders.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, la ministra de Asuntos Exteriores británica, Liz Truss, y el viceministro de Asuntos Exteriores turco, Faruk Kaymakci, expresaron la semana pasada su preocupación por el trato que reciben los uigures en Xinjiang.