This content is not available in your region

Rusia rechaza la acusación de genocidio en Ucrania mientras la invasión entra en su tercera semana

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

LEÓPOLIS, UCRANIA, 10 mar -La guerra de Rusia en Ucrania entró el jueves en la tercera semana sin que se haya alcanzado ninguno de sus objetivos declarados, a pesar de que miles de personas han muerto, más de dos millones se han convertido en refugiados y miles se han visto obligados a refugiarse en ciudades asediadas bajo un bombardeo incesante.

Ucrania dijo que Rusia estaba llevando a cabo un “genocidio” al bombardear un hospital infantil en la ciudad de Mariúpol. Rusia dijo que estas informaciones eran “noticias falsas”, ya que el edificio era un antiguo hospital de maternidad que hacía tiempo que había sido tomado por sus tropas.

Los objetivos declarados por Moscú de aplastar a los militares ucranianos y derrocar al Gobierno democrático prooccidental del presidente Volodímir Zelenski seguían estando fuera de su alcance, con Zelenski impertérrito y la ayuda militar occidental fluyendo a través de las fronteras polacas y rumanas.

El Ministerio de Defensa del Reino Unido dijo el jueves que una gran columna rusa al noroeste de Kiev había avanzado poco en más de una semana y estaba sufriendo continuas pérdidas. Añadió que, a medida que aumenten las bajas, el presidente ruso Vladimir Putin tendrá que recurrir a todas las fuerzas armadas para reemplazar las pérdidas.

Putin ha dicho que el avance de sus fuerzas en Ucrania se estaba desarrollando según el plan y el calendario previsto. Rusia califica su incursión de “operación especial” para desarmar a su vecino y desalojar a unos líderes a los que califica de “neonazis”.

Las sanciones lideradas por Occidente, diseñadas para apartar a la economía y al Gobierno ruso de los mercados financieros internacionales, también empezaban a hacer mella, con el mercado de acciones ruso y el rublo cayendo en picado y los rusos de a pie apresurándose a atesorar dinero en efectivo.

HOSPITALBOMBARDEADO

Zelenski acusó a Rusia de llevar a cabo un “genocidio” después de que las autoridades ucranianas dijeran que la aviación rusa bombardeó el miércoles un hospital infantil, enterrando a los pacientes en los escombros, a pesar del acuerdo de alto el fuego para que la gente huyera de Mariúpol.

“¿Qué clase de país es este, la Federación Rusa, que tiene miedo de los hospitales, tiene miedo de las maternidades y las destruye?”, dijo Zelenski en un discurso televisado a última hora del miércoles.

El ataque, que, según las autoridades, hirió a mujeres que estaban dando a luz y dejó a niños entre los restos, puso de relieve las advertencias de Estados Unidos de que el mayor asalto a un Estado europeo desde 1945 podría convertirse en un desgaste cada vez mayor tras los primeros fracasos de Rusia.

La Casa Blanca condenó el bombardeo del hospital como un “uso bárbaro de la fuerza militar para perseguir a civiles inocentes”.

“Así es como nacen las noticias falsas”, dijo en Twitter Dmitri Polyanski, primer representante permanente adjunto de Rusia ante las Naciones Unidas.

Rusia se había comprometido anteriormente a detener los disparos para que al menos algunos civiles atrapados pudieran escapar de Mariúpol, donde cientos de miles de personas llevan más de una semana asediadas sin agua ni electricidad. Ambas partes se culpan mutuamente del fracaso de la evacuación.

AGUJEROSPORVENTANAS

El Ministerio de Asuntos Exteriores ucraniano publicó un vídeo de lo que dijo que era el hospital en el que se veían agujeros donde deberían haber estado las ventanas de un edificio de tres plantas. Enormes pilas de escombros humeantes cubrían la escena.

El gobernador de la región de Donetsk dijo que 17 personas resultaron heridas en el ataque. El organismo de derechos humanos de la ONU dijo que estaba tratando de verificar el número de víctimas en Mariúpol. El incidente “se suma a nuestra profunda preocupación por el uso indiscriminado de armas en zonas pobladas”, añadió a través de un portavoz.

Entre los más de dos millones de refugiados totales de Ucrania, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dijo el miércoles que más de un millón de niños han huido del país desde que comenzó la invasión el 24 de febrero. Al menos 37 han muerto y 50 han resultado heridos, dijo.

El Comité Internacional de la Cruz Roja dijo que las casas habían sido destruidas en toda Ucrania. “Cientos de miles de personas no tienen comida, ni agua, ni calefacción, ni electricidad, ni atención médica”, dijo.

PRIMERASCONVERSACIONESENTRERUSIA Y UCRANIA

Los ministros de Asuntos Exteriores de Rusia y Ucrania se reunirán el jueves en Turquía en las primeras conversaciones de alto nivel entre ambos países desde que Moscú invadió a su vecino, y Ankara espera que puedan marcar un punto de inflexión en el conflicto. [L6N2VD053]

“Diré con franqueza que mis expectativas sobre las conversaciones son bajas”, dijo el miércoles el ministro ucraniano de Asuntos Exteriores, Dmytro Kuleba, en una declaración por vídeo.

Ucrania busca un alto el fuego, la liberación de sus territorios y resolver todas las cuestiones humanitarias, dijo Kuleba.

Moscú exige que Kiev adopte una posición neutral y abandone sus aspiraciones de ingresar en la alianza de la OTAN.

Zelenski reiteró su llamamiento a Occidente para que endurezca las sanciones a Rusia “para que se sienten a la mesa de negociaciones y pongan fin a esta brutal guerra”.

En una entrevista concedida a VICE el miércoles, dijo que confiaba en que Putin aceptaría en algún momento entablar conversaciones. “Creo que lo hará. Creo que ve que somos fuertes. Lo hará. Necesitamos algo de tiempo”, dijo.

Rusia se ha visto afectada por las sanciones occidentales y la retirada de empresas extranjeras, las últimas de las cuales son Nestlé, el fabricante de cigarrillos Philip Morris y Sony. [L6N2VD04N]

Rio Tinto se convirtió el jueves en la primera gran empresa minera en anunciar que cortaba todos sus vínculos con empresas rusas. [L6N2VD04Y]

La Cámara de Representantes de Estados Unidos votó el miércoles a favor de una ayuda urgente de 13.600 millones de dólares a Ucrania, enviando la legislación al Senado. [L6N2VD052]

La mayoría de la Cámara de Representantes de Estados Unidos también votó a favor de imponer una prohibición a las importaciones de petróleo y otros productos energéticos rusos, como represalia por el actual ataque de Moscú a Ucrania.

El economista jefe del Banco Mundial dijo que Moscú estaba a punto de incumplir su deuda.