This content is not available in your region

La ultraderecha accede a un Gobierno regional español por primera vez desde el franquismo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La ultraderecha accede a un Gobierno regional español por primera vez desde el franquismo
La ultraderecha accede a un Gobierno regional español por primera vez desde el franquismo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

MADRID, 10 mar – Un partido de extrema derecha entrará a formar parte de un Gobierno regional en España por primera vez desde la dictadura de Francisco Franco. El partido Vox se ha asegurado un puesto en la coalición de gobierno que regirá la comunidad autónoma de Castilla y León.

Alonso Fernández Mañueco, presidente regional entrante del derechista Partido Popular (PP), anunció el acuerdo en la red social Twitter justo antes de la primera sesión del recién formado nuevo parlamento regional. El PP obtuvo poco más de un tercio de los votos en las elecciones regionales de febrero, por lo que tuvo que buscar un socio de coalición.

Fernández Mañueco prometió “un Gobierno estable y sólido con pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía de Castilla y León”.

El líder regional de Vox, Juan García-Gallardo, calificó el acuerdo de coalición en un mensaje de Twitter de “sensato, sin ganadores ni perdedores”.

Vox fue fundado en 2014 y actualmente es el tercer partido en el Congreso de los Diputados, recortando la cuota de votos del Partido Popular.

El PP, principal partido de la oposición del país, tradicionalmente se ha alternado en el poder con el Partido Socialista, actualmente en el Gobierno nacional, aunque ha visto mermado su apoyo por los escándalos de corrupción.

Vox hace campaña para derogar la Ley de Memoria Histórica, que prohíbe los símbolos franquistas y promueve la restitución de la memoria de las víctimas de la dictadura, y se posiciona radicalmente en contra de las políticas feministas.

También pretende acabar con la organización territorial de corte cuasi-federal de España, por la que las distintas regiones tienen un amplio grado de autonomía en cuestiones clave como la sanidad y la educación, y quiere devolver a España la forma de gobierno centralista que existía durante la dictadura franquista.

Las palabras de Fernández Mañueco sobre el respeto al estatus autonómico de Castilla y León aparentemente buscan rechazar cualquier intento de Vox de diluirlo.

El ascenso de Vox al gobierno regional de Castilla y León es otro triunfo para la extrema derecha en Europa, que ha ampliado su apoyo en Francia, Italia y Portugal. Podría presagiar otro aumento del apoyo en Andalucía, la región más poblada de España, que celebrará elecciones en los próximos meses.

La última vez que la extrema derecha ocupó el poder en España fue mediante la fusión en 1937 de los fascistas de Falange con otras facciones ultraconservadoras en un sistema de partido único que duró hasta la muerte de Francisco Franco en 1975.