This content is not available in your region

Ataque ruso a base acerca guerra en Ucrania a la frontera de la OTAN

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia ataca base militar cerca de frontera con Polonia mientras intensifica su ofensiva, dice Ucrania
Rusia ataca base militar cerca de frontera con Polonia mientras intensifica su ofensiva, dice Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Pavel Polityuk y Natalia Zinets

LEÓPOLIS, UCRANIA, 13 mar -Misiles rusos alcanzaron el domingo una base ucraniana cerca de la frontera con el miembro de la OTAN Polonia, matando a 35 personas e hiriendo a 134, dijo un funcionario local, en una escalada de la guerra hacia el oeste del país cuando se reportaban intensos combates en otros lugares.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que el ataque aéreo destruyó una gran cantidad de armas suministradas por países extranjeras que estaban almacenadas en las extensas instalaciones de entrenamiento y que mató a “hasta 180 mercenarios extranjeros”.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las bajas reportadas por ninguna de las partes.

El ataque al Centro Internacional Yavoriv para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad, una base a solo 25 kilómetros de la frontera con Polonia que anteriormente albergaba a instructores militares de la OTAN, llevó el conflicto a las puertas de la alianza de defensa occidental.

Rusia había advertido el sábado que los convoyes de envíos de armas de Occidente a Ucrania podrían considerarse objetivos legítimos.

Reino Unido dijo que el incidente marcó una “escalada significativa” del conflicto. El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, afirmó en el programa “Face the Nation” de CBS que cualquier ataque al territorio de la OTAN provocaría una respuesta completa de la alianza.

El gobernador regional, Maksym Kozytskyy, dijo que aviones rusos dispararon alrededor de 30 cohetes contra la instalación y agregó que algunos fueron interceptados antes de que impactaran. Al menos 35 personas murieron y 134 resultaron heridas, aseguró.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, aseveró que Rusia había usado armas de alta precisión y largo alcance para atacar a Yavoriv y una instalación separada en el pueblo de Starichi.

“Como resultado del ataque, hasta 180 mercenarios extranjeros y una gran cantidad de armas extranjeras fueron destruidos”, dijo.

La instalación de 360 kilómetros cuadrados es una de las más grandes de Ucrania y la más grande de la parte occidental del país, que hasta ahora se ha librado de lo peor de los combates.

Ucrania, cuyas aspiraciones de unirse a la OTAN son un gran factor de irritación para el presidente ruso, Vladimir Putin, realizó la mayoría de sus ejercicios con países de la alianza de defensa occidental en la base antes de la invasión. Los últimos ejercicios importantes fueron en septiembre.

“El comedor y el dormitorio quedaron destruidos. También las barracas”, dijo el coronel Leonid Benzalo, un oficial de la reserva médica ucraniana que fue arrojado al otro lado de la habitación por una de las explosiones. “Lo más importante es que todavía estamos vivos”, dijo a Reuters después de atender a los heridos allí.

Si bien las naciones occidentales han tratado de aislar a Putin mediante la imposición de duras sanciones, Estados Unidos y sus aliados están preocupados por evitar que la OTAN se vea involucrada en el conflicto. “No hay personal de la OTAN en Ucrania”, dijo un funcionario de la OTAN, al ser consultado sobre el tema.

ALMACENAMIENTO DE ALIMENTOS

Se informó de intensos combates en múltiples frentes. Las sirenas de ataque aéreo sonaron en la capital, Kiev, y las autoridades dijeron que estaban almacenando alimentos para dos semanas para las 2 millones de personas que aún no han huido de las fuerzas rusas que intentan rodear la ciudad.

Ucrania informó de nuevos ataques aéreos en un aeropuerto en el oeste y fuertes bombardeos en Chernígov al noreste de la capital.

El funcionario del Ministerio del Interior, Vadym Denyenko, dijo que las fuerzas ucranianas estaban contraatacando en la región oriental de Járkov y alrededor de la ciudad sureña de Mikolaiv. Reuters no pudo verificar esas declaraciones.

Fuerzas rusas mataron a tiros a un periodista estadounidense en la ciudad de Irpin, al noroeste de Kiev, y otro periodista resultó herido, dijo el jefe de policía regional.

Pese a la violencia, ambas partes dieron su evaluación más optimista hasta el momento sobre las perspectivas de progreso en las conversaciones que se llevan a cabo periódicamente.

“Rusia ya está comenzando a hablar constructivamente”, dijo el negociador ucraniano Mykhailo Podolyak en un video en internet. “Creo que lograremos algunos resultados literalmente en cuestión de días”.

Un delegado ruso en las conversaciones, Leonid Slutsky, fue citado por la agencia de noticias RIA diciendo que habían logrado un progreso significativo y que era posible que las delegaciones pronto pudieran llegar a acuerdos preliminares.

Pero hubo declaraciones contradictorias sobre el momento de las nuevas discusiones. El asesor presidencial ucraniano, Oleksiy Arestovych, dijo a la televisión nacional que “las conversaciones continúan en este momento”. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, lo negó y dijo que las conversaciones estaban previstas para el lunes a través de un enlace de video.

VIOLENTO E INHUMANO

En las semanas transcurridas desde que comenzó la invasión, Rusia le pidió a China, que no ha condenado el asalto a Ucrania, equipo militar, dijeron el Financial Times y el Washington Post, citando a funcionarios estadounidenses anónimos.

Un portavoz de la embajada china en Washington dijo que no había oído hablar de tal solicitud y que la prioridad era evitar que la situación “escale o incluso se salga de control”.

La invasión rusa ha obligado a más de 2,5 millones de personas a cruzar las fronteras ucranianas y ha atrapado a cientos de miles en ciudades sitiadas.

“Es aterrador lo violento e inhumano que es”, dijo a Reuters Olga, una refugiada de Kiev, después de cruzar la frontera con Rumania.

La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, dijo en la televisión nacional que más de 140.000 personas habían sido evacuadas de las zonas de conflicto, pero que un convoy humanitario no había podido llegar a Mariúpol debido a los bombardeos.

El Kremlin describe sus acciones como una “operación especial” para desmilitarizar y “desnazificar” Ucrania. Pero Ucrania y los aliados occidentales lo denominan un pretexto sin fundamento para una guerra de elección.

<^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^

Armas de la guerra en Ucrania (en inglés) https://tmsnrt.rs/3I227MN

Mapas: Seguimiento de invasión rusa a Ucrania (en inglés) https://tmsnrt.rs/3hguewG

^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^^>