This content is not available in your region

Golpeada por los bombardeos rusos, Kiev anuncia toque de queda

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Omer Berberoglu

KIEV, 15 mar -Bombardeos rusos golpearon el martes a Kiev matando al menos a dos personas, dijeron las autoridades, mientras las fuerzas invasoras reforzaban su control sobre la capital ucraniana y el alcalde anunciaba un toque de queda de 35 horas a partir de las 2000 hora local (1800 GMT).

Dos grandes explosiones resonaron en el centro de la ciudad justo antes del amanecer del martes. A última hora del lunes, balas trazadoras brillaron en el cielo nocturno cuando las fuerzas ucranianas aparentemente apuntaron a un dron enemigo.

“Hoy es un momento difícil y peligroso”, dijo el alcalde Vitali Klitschko.

“La capital es el corazón de Ucrania y será defendida. No entregaremos Kiev, que es actualmente el símbolo y la base de operaciones de la libertad y la seguridad de Europa”.

Testigos de Reuters vieron un bloque de apartamentos en llamas tras ser alcanzado por la artillería. Los bomberos intentaron sofocar las llamas y los equipos de emergencia ayudaron a evacuar a los residentes atrapados en el interior utilizando escaleras móviles. Un cuerpo yacía en el suelo en una bolsa.

Kiev se ha librado de lo peor de los combates desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero, pero el ejército ruso se está acercando lentamente a la ciudad y los bombardeos se han intensificado.

“Lo que está ocurriendo ahora en Járkov, en Mariúpol y en otras ciudades, era comprensible que tarde o temprano ocurriera en Kiev”, dijo el residente local Igor Krupa.

Sentado en el suelo fuera del edificio gravemente dañado, describió cómo se había acurrucado con muebles y pesas de metal antes de irse a dormir.

“Esto me salvó, porque todas las ventanas se salieron y todos los escombros entraron en el apartamento y yo seguí sin heridas. Sólo un par de rasguños”.

En otra parte de la ciudad, los residentes limpiaban los escombros de sus casas después que los bombardeos hicieran volar las ventanas, arruinaran los balcones y dejaran restos esparcidos por el suelo.

Miles de personas han muerto en el conflicto y millones más han sido desplazadas.

Rusia, que niega haber atacado a civiles, califica sus acciones de “operación militar especial” para “desnazificar” el país, una afirmación que Ucrania y sus aliados rechazan como pretexto para un ataque injustificado e ilegal.