This content is not available in your region

Un Boeing chino se estrella con 132 personas a bordo; no hay señales de supervivientes

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

PEKÍN, 21 mar -Un Boeing 737-800 de China Eastern Airlines con 132 personas a bordo se estrelló el lunes en las montañas del sur de China durante un vuelo local, después de un descenso repentino desde la altitud de crucero.

Medios de comunicación informaron que los trabajadores de rescate no habían encontrado ninguna señal de supervivientes.

La aerolínea dijo que lamentaba profundamente la muerte de los pasajeros y de la tripulación, sin especificar el número de personas fallecidas.

Medios de comunicación chinos mostraron breves imágenes de vídeo de la cámara de control de un vehículo que aparentemente mostraban un avión precipitándose detrás de los árboles. Reuters no pudo verificar inmediatamente las imágenes.

El avión volaba desde la ciudad suroccidental de Kunming, capital de la provincia de Yunnan, a Cantón, capital de la provincia del mismo nombre, que tiene frontera con Hong Kong.

China Eastern dijo que la causa del accidente, en el que el avión descendió a unos 31.000 pies (9.400 metros) por minuto, según el sitio de seguimiento de vuelos FlightRadar24, estaba bajo investigación.

Un responsable de los servicios de rescate dijo que el avión se desintegró y provocó un incendio que destruyó plantas de bambú, según medios locales. El Diario del Pueblo recogió comentarios de un responsable del departamento provincial de bomberos, que afirmó que no había señales de vida entre los restos esparcidos.

El avión, con 123 pasajeros y nueve tripulantes a bordo, perdió el contacto sobre la ciudad de Wuzhou, según informaron la Administración de Aviación Civil de China (CAAC) y la compañía aérea.

El vuelo partió de Kunming a las 13:11 hora local (0511 GMT), según los datos de FlightRadar24, y debía aterrizar en Cantón a las 0705 GMT.

El avión, que, según Flightradar24, tenía seis años de antigüedad, había alcanzado una altitud de 29.100 pies a las 0620 GMT. Poco más de dos minutos y 15 segundos después, los datos mostraron que había descendido a 9.075 pies.

En otros 20 segundos, su última altitud rastreada fue de 3.225 pies, lo que indica un descenso vertical de 31.000 pies por minuto, dijo Flightradar24.

Los datos meteorológicos en internet mostraban condiciones parcialmente nubladas con buena visibilidad en Wuzhou en el momento del accidente.

El presidente Xi Jinping pidió a los investigadores que determinen la causa del siniestro lo antes posible y que garanticen una seguridad aérea “absoluta”, informó la cadena estatal CCTV.

Las acciones de Boeing Co bajaban un 5% a las 1455 GMT.

Las acciones de China Eastern Airlines en Hong Kong cerraron con un descenso del 6,5% tras conocerse la noticia del accidente, mientras que su cotización en Estados Unidos, a través de CEA, se desplomaba un 17% en las operaciones previas a la sesión regular.

BUENHISTORIAL

El proveedor de datos de aviación OAG dijo este mes que la compañía estatal China Eastern Airlines era la sexta mayor del mundo por capacidad de asientos semanales programados y la mayor de China.

China ha tenido un mercado aéreo nacional relativamente fuerte durante la pandemia de coronavirus, a pesar de las estrictas restricciones a los vuelos internacionales.

El historial de seguridad del sector aéreo chino ha sido uno de los mejores del mundo en la última década.

“China Eastern y China en general han tenido un buen historial de seguridad aérea durante la última década”, dijo Shukor Yusof, director de la consultora de aviación Endau Analytics, con sede en Malasia.

“La CAAC tiene una normativa de seguridad muy rígida y sólo habrá que esperar a tener más detalles que ayuden a esclarecer la causa plausible del accidente”.

El modelo 737-800 que se estrelló el lunes tiene un buen historial de seguridad y es el predecesor del modelo 737 MAX, que lleva más de tres años en tierra en China tras los accidentes mortales de 2018 en Indonesia y 2019 en Etiopía.

Los investigadores tratarán de recuperar las dos cajas negras del avión —la grabadora de datos de vuelo y la grabadora de voz de la cabina— para ayudar a esclarecer el accidente.

Según la Red de Seguridad Aérea, el último accidente mortal de un avión en China se produjo en 2010, cuando 44 de las 96 personas que iban a bordo murieron al estrellarse una nave regional Embraer E-190 de Henan Airlines al aproximarse al aeropuerto de Yichun con poca visibilidad.

En 1994, un Tupolev Tu-154 de China Northwest Airlines que volaba de Xian a Cantón se estrelló, causando la muerte de las 160 personas que iban a bordo y convirtiéndose en la peor catástrofe aérea de la historia de China, según Aviation Safety Network.