This content is not available in your region

Blinken se une a la insólita cumbre árabe-israelí ante el inminente acuerdo con Irán

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Blinken se une a la insólita cumbre árabe-israelí ante el inminente acuerdo con Irán
Blinken se une a la insólita cumbre árabe-israelí ante el inminente acuerdo con Irán   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Humeyra Pamuk

SDEBOKER, Israel, 28 mar – El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, se unirá el lunes a una inusual cumbre de países árabes e Israel que se celebrará en suelo israelí, con el objetivo de tranquilizar a los aliados de Oriente Próximo sobre el inminente acuerdo nuclear con Irán y de conseguir un mayor apoyo para Ucrania.

Blinken, que está realizando una gira por tres países de Oriente Próximo y el Norte de África, se reunió el domingo con el primer ministro israelí, Naftali Bennett, que dio positivo en la prueba del coronavirus a primera hora del lunes. Un portavoz del Departamento de Estado de EEUU dijo que Blinken es considerado un contacto cercano y que se someterá a las pruebas.

La cumbre, calificada de histórica por Israel y las cuatro naciones árabes asistentes —Baréin, Egipto, Marruecos y los Emiratos Árabes Unidos—, se produce en un momento en que los aliados de Estados Unidos en Oriente Próximo plantean su preocupación por la supuesta falta de compromiso de la administración del presidente Joe Biden con la región.

Washington ha afirmado en repetidas ocasiones que sigue implicado en la región, pero su atención se ha centrado en otros lugares: estratégicamente en China y, a corto plazo, en la invasión rusa de Ucrania, que comenzó el 24 de febrero y ha causado miles de muertos.

Blinken ha tratado de tranquilizar a sus aliados respecto a Irán. En un discurso pronunciado en Jerusalén junto a su homólogo israelí, Yair Lapid, Blinken dijo el domingo que el restablecimiento del acuerdo nuclear de 2015 es la mejor manera de frenar el programa nuclear de Irán.

“Cuando se trata del elemento más importante, coincidimos. Ambos estamos comprometidos, ambos estamos decididos a que Irán nunca adquiera un arma nuclear”, dijo Blinken.

Sin embargo, los aliados árabes del Golfo, así como Israel, siguen preocupados.

Las conversaciones nucleares entre las potencias mundiales y Teherán habían estado a punto de llegar a un acuerdo hace varias semanas hasta que Rusia planteó exigencias de última hora a Estados Unidos, insistiendo en que las sanciones impuestas a Moscú por su invasión de Ucrania no debían afectar a su comercio con Irán.

Tras las conversaciones con Blinken, el primer ministro israelí Bennett, que ha advertido que un acuerdo nuclear con Irán no sería vinculante para Israel, dijo que esperaba que Washington estuviera atento a las preocupaciones regionales.

“Los moderados se están reuniendo para hablar y formar un frente contra los extremistas”, dijo el representante del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí Gil Haskel a la radio israelí Kann.

“Hay matices, diferentes perspectivas que se discuten o argumentan, hay cierto acuerdo sobre algunos temas y menos sobre otros, pero no hay duda en esta sala alrededor de la mesa de que Irán no debe ser nuclear”, dijo.

ALIADOSÁRABES

También se previsible que Blinken presione a los aliados árabes para que aumenten su apoyo a Ucrania y frenar la invasión rusa, ya que hasta ahora varios países del Golfo no han prestado una ayuda significativa. Israel ha intentado mediar para poner fin a la crisis, manteniendo conversaciones con los dirigentes rusos y ucranianos.

Se espera que las naciones árabes e israelíes discutan cómo avanzar en sus lazos después de que tres de los cuatro países asistentes normalizaran sus relaciones con Israel a través de los llamados Acuerdos de Abraham, negociados por la administración Trump en 2020. El ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, cuyo país cumplió el sábado 43 años de paz con Israel, también se unirá a la cumbre.

Para los israelíes, la cumbre diplomática se ha visto ensombrecida por un mortal ataque a tiros a última hora del domingo, cuando unos hombres armados, identificados por responsables de seguridad como ciudadanos israelíes y simpatizantes del Estado Islámico, dispararon y mataron a dos policías fronterizos en Hadera, una ciudad situada a 50 km al norte de Tel Aviv. La policía mató a los dos hombres a tiros.

El Estado Islámico reivindicó la autoría del atentado, según un comunicado publicado en la cuenta de Telegram del grupo, y Blinken lo condenó.