This content is not available in your region

Alemania insta a la UE a apoyar el segundo refuerzo de COVID para mayores de 60

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
German health minister urges people at risk to get second COVID booster
German health minister urges people at risk to get second COVID booster   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andreas Rinke y Ludwig Burger

BERLÍN, 29 mar – El ministro de Sanidad alemán dijo el martes que instará a la Unión Europea a recomendar una cuarta vacuna contra el COVID-19 para las personas mayores de 60 años, a fin de reforzar la inmunidad en ausencia de vacunas que protejan específicamente contra la variante ómicron.

Citando datos de estudios en Israel, el ministro Karl Lauterbach dijo que una recomendación es “urgentemente necesaria” para reducir el riesgo de muerte por infección y que planteará la cuestión en una reunión de ministros de Sanidad del bloque en Bruselas el martes.

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), organismo regulador de la UE, dijo el 17 de marzo que aún no había datos suficientes para respaldar una recomendación sobre la necesidad de una segunda vacuna de refuerzo en la población general, aunque reconoció que algunos Estados miembros han iniciado una campaña de este tipo dirigida a personas mayores.

La EMA añadió entonces que esperaba disponer de más datos para hacer una revisión más adelante, en primavera.

Un estudio realizado en Israel demostró el domingo que los ancianos que recibieron un segundo refuerzo de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el COVID-19 presentaron una tasa de mortalidad causada por la enfermedad un 78% inferior a la de los que sólo recibieron una.

Estudios anteriores de salud pública provenientes de Israel habían guiado la decisión de Alemania en febrero de aplicar una cuarta vacuna a las personas de 70 años o más, así como a las que tuvieran riesgo de padecer una enfermedad grave.

Lauterbach dijo que la estrategia de refuerzo es urgente, al no esperar que una vacuna adaptada a las nuevas variantes esté disponible antes del otoño.

Septiembre es el mes previsto para la disponibilidad de una vacuna dirigida a la variante dominante ómicron, dijo el martes, pero es necesario actuar antes.

El principal experto en vacunas de la EMA dijo el 17 de marzo que esperaba recibir los datos de los ensayos de las vacunas de COVID-19 adaptadas a la variante ómicron entre abril y principios de julio.