This content is not available in your region

Shell presenta un recurso contra histórica sentencia neerlandesa sobre el clima

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Shell cleared to restart Prelude LNG output off Australia
Shell cleared to restart Prelude LNG output off Australia   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 29 mar – Shell ha presentado un recurso contra la sentencia de un tribunal holandés que ordenaba al productor de petróleo, gas y combustibles reducir sus emisiones más rápidamente, en una victoria histórica para los activistas que recurren a los tribunales para forzar la acción climática.

Aunque Shell se había fijado el objetivo de alcanzar la neutralidad neta de carbono en 2050, sus objetivos intermedios se basaban en la intensidad de las emisiones, lo que en teoría podría permitir al grupo aumentar la producción de combustibles fósiles.

En la sentencia de mayo sobre el caso presentado por siete grupos, entre ellos Greenpeace y Amigos de la Tierra de los Países Bajos, el tribunal dijo que Shell debía recortar las emisiones más rápidamente y reducir sus emisiones absolutas en un 45% para 2030. 

En el momento de la sentencia, Shell dijo que apelaría. En un post en LinkedIn, Marjan van Loon, presidente de Shell en los Países Bajos, sostuvo que el recurso se presentó el 22 de marzo.

La gran mayoría de las emisiones de Shell son las denominadas “Scope 3″, procedentes del uso de sus productos por parte de los clientes, como cuando se quema gasolina en un coche o combustible para aviones.

El director ejecutivo de Shell, Ben van Beurden, ha argumentado que la compañía sólo puede alcanzar el nivel cero de emisiones si la sociedad en su conjunto avanza hacia el nivel cero.

“La sentencia responsabiliza a Shell de reducir las emisiones de sus clientes por el uso de sus productos”, dijo. “Cuestionamos cómo Shell puede tener una obligación legal de reducir las emisiones de carbono que no controlamos de clientes que no tienen una obligación legal similar de reducir sus emisiones”.

“Si decidiéramos dejar de vender gasolina, no significaría que la gente compraría menos gasolina. Los clientes la comprarían en otra parte”.