This content is not available in your region

La ONU advierte de la "devastación" alimentaria que puede acarrear la guerra en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La ONU advierte de la "devastación" alimentaria que puede acarrear la guerra en Ucrania
La ONU advierte de la "devastación" alimentaria que puede acarrear la guerra en Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Michelle Nichols

NACIONESUNIDAS, 29 mar – El jefe del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas advirtió el martes que la guerra en Ucrania amenaza con devastar los esfuerzos del organismo para alimentar a unos 125 millones de personas en todo el mundo, ya que el país ha pasado de ser “el granero del mundo a la miseria”.

“No sólo está diezmando a Ucrania y a la región, sino que tendrá un impacto en el contexto global más allá de lo que hemos visto desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo el director ejecutivo del organismo de la ONU, David Beasley, ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, compuesto por 15 miembros.

Beasley dijo que el 50% del grano que compra el Programa Mundial de Alimentos, la rama de asistencia alimentaria de las Naciones Unidas, procede de Ucrania, “por lo que sólo se puede imaginar la devastación que esto va a tener en nuestras operaciones”.

“Los agricultores (de Ucrania) están en primera línea (de batalla)”, dijo.

Beasley añadió que la crisis se vio agravada por la falta de productos fertilizantes procedentes de Bielorrusia y Rusia.

“Si no se pone fertilizante en los cultivos, su rendimiento se verá disminuido al menos en un 50%. Así que estamos ante lo que podría ser una catástrofe sobre catástrofe en los próximos meses”, dijo ante el consejo.

Antes de la invasión rusa de la vecina Ucrania el 24 de febrero, Beasley dijo que el Programa Mundial de Alimentos ya estaba luchando con los altos precios del combustible y los alimentos y los costes de envío, lo que lo estaba obligando a recortar las raciones para millones de personas en lugares como Yemen.

Beasley advirtió que si no se pone fin al conflicto en Ucrania, “el mundo pagará un precio muy alto, y lo último que queremos hacer como Programa Mundial de Alimentos es quitarles la comida a niños hambrientos para dársela a niños todavía más hambrientos”.

El embajador ruso ante la ONU, Vassily Nebenzia, rechazó las acusaciones de que las acciones de Moscú en Ucrania hayan causado las “graves turbulencias” en el mercado mundial de alimentos, y culpó en cambio a las sanciones occidentales contra Rusia.

Rusia califica su invasión de “operación militar especial” cuyo objetivo es destruir la infraestructura militar de Ucrania. La Asamblea General de la ONU, compuesta por 193 miembros, ha deplorado por abrumadora mayoría la “agresión” de Rusia y le ha exigido que retire sus tropas.

La subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, dijo al consejo que las sanciones no están alimentando la crisis alimentaria mundial.

“La responsabilidad de la guerra contra Ucrania y de los efectos de la guerra en la seguridad alimentaria mundial recae exclusivamente en el presidente (ruso Vladimir) Putin”, dijo Sherman.