This content is not available in your region

Un muerto y varios heridos en Sri Lanka durante las protestas por la subida de los combustibles

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español  con AP
euronews_icons_loading
Las protestas en Sri Lanka se saldan con un muerto y varios heridos por disparos de bala.
Las protestas en Sri Lanka se saldan con un muerto y varios heridos por disparos de bala.   -   Derechos de autor  أ ب

Disparos contra los manifestantes por parte de la Policía en Sri Lanka, donde tenía lugar una protesta contra la subida del precio de los combustibles. La violenta respuesta de los agentes se saldó con un muerto y al menos 10 heridos.

Sucedió en Rambukkana, a 90 kilómetros al noreste de la capital Colombo, tras varias semanas de protestas ciudadanas en el marco de la peor crisis económica del país asiático en décadas.

El portavoz de la Policía, Nihal Talduwa, dijo que los manifestantes estaban bloqueando las vías férreas y las carreteras y que habían ignorado las advertencias de los agentes para que se dispersaran.

Desde el hospital gubernamental de Kegalle se informaba a su vez de 11 personas trasladadas al centro con presuntas heridas de bala, una de las cuales acabo falleciendo.

Sri Lanka está al borde de la bancarrota, con casi 7.000 millones de dólares del total de 25.000 millones de deuda externa que debe pagar este año. La grave escasez de divisas hace que el país carezca de dinero para comprar productos importados.

La gente ha soportado meses de escasez de productos básicos como alimentos, gas de cocina, combustible y medicinas, haciendo cola durante horas para comprar las limitadas existencias disponibles. Los precios del combustible, por su parte, han subido varias veces en los últimos meses, lo que ha provocado un fuerte aumento de los costes de transporte y de los precios de otros productos básicos. El lunes a medianoche tenía lugar una nueva ronda de aumentos.

Miles de manifestantes siguieron ocupando la entrada de la oficina del presidente por undécimo día, culpándolo de la crisis económica.