This content is not available in your region

Choque con policía israelí en sitio sagrado de Jerusalén deja 57 palestinos heridos

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Choque con policía israelí en sitio sagrado de Jerusalén deja 57 palestinos heridos
Choque con policía israelí en sitio sagrado de Jerusalén deja 57 palestinos heridos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

JERUSALÉN, 22 abr – Al menos 57 palestinos resultaron heridos el viernes en enfrentamientos con la policía israelí en el recinto de la mezquita de Al-Aqsa, en Jerusalén, informaron fuentes médicas, mientras persiste la violencia durante el mes sagrado musulmán del Ramadán en un lugar también venerado por los judíos.

La policía israelí dijo que sus fuerzas intervinieron cuando cientos de personas empezaron a lanzar piedras y fuegos artificiales y se acercaron al Muro de las Lamentaciones, donde se celebraba un culto judío. Una policía resultó herida por una piedra y un árbol fue incendiado por los fuegos artificiales, dijo la policía.

Testigos de Reuters dijeron que los agentes de policía israelíes entraron en el recinto después de las oraciones de la mañana del Ramadán y dispararon balas de goma y granadas aturdidoras contra una multitud de unos 200 palestinos, algunos de los cuales estaban lanzando piedras. La policía también utilizó un dron para lanzar gases lacrimógenos, dijo el director de la mezquita.

El aumento de la violencia ha hecho temer un recrudecimiento en un conflicto más amplio como la guerra del año pasado entre Israel y los islamistas palestinos de Hamás que gobiernan la Franja de Gaza.

Los combatientes de Hamás “tienen los dedos en los gatillos de los rifles y defenderemos la mezquita de Al-Aqsa con todas nuestras fuerzas”, dijo el funcionario de Hamás Mushir al-Masri en un mitin en el norte de Gaza.

TENSIÓN

Desde marzo, las fuerzas israelíes han matado al menos a 29 personas de origen palestino en redadas en la ocupada Cisjordania y otras 14 personas han muerto en ataques callejeros árabes dentro de Israel, según los médicos.

La tensión de este año han aumentado por la coincidencia del mes sagrado musulmán del Ramadán con la celebración judía de Pésaj o Pascua. Eso ha atraído a más visitantes musulmanes y judíos al recinto, que es un vestigio de dos antiguos templos judíos.

La conducta de las fuerzas de seguridad israelíes el pasado viernes, cuando más de 150 palestinos y ocho policías resultaron heridos en Al-Aqsa, “suscita serias preocupaciones por el hecho de que el uso de la fuerza fue generalizado, innecesario e indiscriminado”, dijo un portavoz de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Los palestinos acusan a Israel de restringir el culto musulmán en Al-Aqsa —el tercer lugar más sagrado del Islam—, y que no hace lo suficiente para aplicar una prohibición de larga data de la oración judía en el recinto. Israel rechaza esta acusación.

Como en años anteriores, Israel está deteniendo las visitas de judíos durante los últimos días del Ramadán a partir del viernes, dijo un responsable israelí.

El complejo de Al-Aqsa se encuentra en la meseta de la Ciudad Vieja de Jerusalén Este, que Israel capturó en la guerra de 1967 y se anexionó en una medida que no ha obtenido el reconocimiento internacional. Los palestinos quieren que Jerusalén Este sea la capital de su futuro Estado.