This content is not available in your region

La UE prepara más sanciones a Rusia, incluida la prohibición alemana de importar petróleo

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
La UE prepara más sanciones a Rusia, incluida la prohibición alemana de importar petróleo
La UE prepara más sanciones a Rusia, incluida la prohibición alemana de importar petróleo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Tom Balmforth y Oleksandr Kozhukhar

KIEV/LEÓPOLIS, 3 may – La Unión Europea estaba preparando sanciones a las ventas de petróleo ruso por su invasión de Ucrania, tras un importante cambio de ideas el lunes por parte de Alemania, el mayor cliente energético de Rusia, que podría privar a Moscú de una gran fuente de ingresos en cuestión de días.

Se espera que la Comisión Europea proponga esta semana un sexto paquete de sanciones de la UE contra Rusia por su invasión de Ucrania el 24 de febrero, incluido un posible embargo a la compra de petróleo ruso.

Kiev afirma que las exportaciones energéticas rusas a Europa, hasta ahora exentas en gran medida de las sanciones internacionales, están financiando el esfuerzo bélico del Kremlin con millones de euros cada día.

“Este paquete debe incluir medidas claras para bloquear los ingresos de Rusia procedentes de los recursos energéticos”, dijo el presidente ucraniano Volodímir Zelenski en su discurso nocturno por vídeo.

Alemania dijo el lunes que estaba dispuesta a respaldar un embargo inmediato de la UE sobre el petróleo ruso.

“Hemos conseguido llegar a una situación en la que Alemania es capaz de soportar un embargo de petróleo”, dijo el ministro alemán de Economía, Robert Habeck.

El canciller Olaf Scholz, que se ha mostrado más cauto que otros líderes occidentales a la hora de respaldar a Ucrania, se ha visto sometido a una presión creciente para que adopte una línea más firme.

Scholz prometió que no se levantarán las sanciones hasta que el presidente ruso Vladimir Putin firme un acuerdo de paz con Ucrania que Kiev pueda apoyar, según dijo en una entrevista con la televisión pública ZDF.

Es posible que reducir la dependencia de Europa respecto al petróleo ruso sea más fácil que en el caso del gas natural ruso. Moscú ha exigido a los clientes europeos que paguen el gas en rublos, algo que la UE rechaza. La semana pasada, Moscú cortó el suministro a Polonia y Bulgaria.

Los ministros de la UE, reunidos el lunes, advirtieron de que cumplir plenamente la exigencia de Moscú de pagar el gas en rublos infringiría las sanciones vigentes de la UE.

Los embajadores de los países de la UE debatirán las sanciones petroleras propuestas cuando se reúnan el miércoles.

EVACUACIÓN DE MARIÚPOL

Los primeros civiles evacuados de la gigantesca planta siderúrgica de Mariúpol llegaron el lunes a la ciudad ucraniana de Zaporiyia tras un viaje nocturno en autobús a través de la línea del frente.

Ucrania dice que cientos de civiles han quedado atrapados dentro de la planta Azovstal junto con los últimos defensores ucranianos de la ciudad. Decenas pudieron salir el domingo en una evacuación organizada por las Naciones Unidas, los primeros en escapar desde que Putin ordenó sitiar la planta la semana pasada.

El capitán Sviatoslav Palamar, de 39 años, subcomandante del Regimiento Azov de Ucrania, dijo a Reuters desde el interior de la planta que los combatientes podían oír las voces de las mujeres, los niños y los ancianos atrapados bajo tierra, y que carecían del equipo para desenterrarlos. 

“Teníamos previsto derribar los búnkeres, cuya entrada está bloqueada, pero durante toda la noche del lunes la artillería naval y la artillería de cañón estuvieron disparando. Todo el día de hoy la aviación ha estado activa, lanzando bombas”, dijo Palamar por Zoom.

Los esfuerzos por organizar la evacuación de los civiles de otras partes de la ciudad, ahora en poder de los rusos, sufrieron retrasos. Ucrania afirma que 100.000 personas siguen en la ciudad en ruinas, soportando condiciones desesperadas tras meses de asedio ruso.

“Nuestra casa está completamente destruida. Teníamos un edificio de dos plantas, ya no existe. Se quemó hasta los cimientos”, dijo Natalia Tsintomirska, oriunda de Mariúpol, que llegó a Zaporiyia el lunes en una furgoneta de servicios funerarios.

Zelenski dijo que el esfuerzo de evacuación continuaba y que esperaba más movimientos de personas a través de los corredores humanitarios el martes desde Berdiansk, Tokmak y Vasilivka.

Por su parte, Kiev espera que una afluencia masiva de ayuda militar occidental le permita repeler ese asalto y luego cambiar las tornas con un contraataque.

Las fuerzas rusas bombardearon el lunes cinco veces la ciudad de Járkov, hiriendo a cinco personas, según el gobernador regional Oleh Sinehubov. Más al sur, Izium siguió siendo un campo de batalla, con la mayoría de las casas de la ciudad destruidas, dijo.

Tras verse obligada a abandonar el asalto a Kiev a finales de marzo, Rusia lanzó una gran ofensiva en el este de Ucrania centrada en las provincias de Donetsk y Luhansk, partes de las cuales ya estaban en manos de los separatistas respaldados por Rusia antes de la invasión. Las tropas rusas intentan ahora rodear a una gran fuerza ucraniana allí, atacando desde tres direcciones con un bombardeo masivo a lo largo del frente.

El ejército ucraniano dijo el lunes que las fuerzas rusas estaban tratando de tomar la ciudad de Rubizhne, en la provincia de Luhansk, en la línea del frente, y preparando un asalto a la cercana Sievierodonetsk.

Los enfrentamientos más intensos se produjeron en los alrededores de Popasna, más al sur. El bombardeo fue tan intenso que no fue posible recoger los cadáveres, dijo el gobernador regional Serhi Gaidai.

“No quiero ni hablar de lo que está pasando con la gente que vive en Popasna, Rubizhne y Novotoshkivske ahora mismo. Estas ciudades simplemente ya no existen. Las han destruido por completo”

Rusia también ha atacado con misiles objetivos alejados de la línea del frente. Un chico de 14 años murió y una chica de 17 resultó herida en un ataque con misiles en el puerto de Odesa, al sur del país, cuando un misil alcanzó un edificio residencial, dijo Zelenski.