This content is not available in your region

Un tribunal de Fiyi dictamina que Estados Unidos puede confiscar un superyate ruso -medios

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Un tribunal de Fiyi dictamina que Estados Unidos puede confiscar un superyate ruso -medios
Un tribunal de Fiyi dictamina que Estados Unidos puede confiscar un superyate ruso -medios   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

SÍDNEY, 3 may – Un tribunal de Fiyi dictaminó el martes que Estados Unidos puede incautar un superyate de propiedad rusa, informaron medios de comunicación, 21 días después de que la embarcación de lujo Amadea llegara a la nación insular del Pacífico y fuera detenida por la policía.

Las autoridades estadounidenses afirman que el Amadea es en última instancia propiedad del oligarca ruso Suleiman Kerimov, que ha sido sancionado por Estados Unidos y la Unión Europea.

La Task Force KleptoCapture del Departamento de Justicia de Estados Unidos se ha centrado en la incautación de yates y otros activos de lujo para poner en apuros las finanzas de los oligarcas rusos en un intento de presionar al presidente ruso, Vladimir Putin, para que cese su guerra en Ucrania.

El Tribunal Superior de Fiyi dictaminó que concedería una petición para registrar una orden de incautación de Estados Unidos, informó Fiji Broadcasting Corp.

Los abogados del buque, el bufete Haniff Tuitoga, no respondieron a una solicitud de Reuters para hacer comentarios, pero los medios de comunicación informaron que los abogados del Amadea dijeron que pedirían una suspensión provisional para evitar que el buque fuera remolcado.

El Amadea llegó a Fiyi el mes pasado tras un viaje de 18 días por el Pacífico desde México.

Fue detenido por la policía de Fiyi y su capitán fue interrogado sobre los motivos por los que el barco había llegado a aguas de Fiyi sin el permiso de aduana.

El mes pasado, el Tribunal Superior de Fiyi concedió una orden de alejamiento que impedía al Amadea salir de Fiyi hasta que el tribunal hubiera estudiado la orden de incautación de Estados Unidos.

Las autoridades de Fiyi afirmaron que están actuando en base a la solicitud de Estados Unidos en virtud de la Ley de Asistencia Mutua en Materia Penal de Fiyi.

Los abogados del propietario registrado del yate de 106 metros, Millemarin Investments, han negado que sea propiedad de Kerimov.

Dijeron al tribunal que era propiedad de otro oligarca ruso, Eduard Khudainatov, expresidente del gigante petrolero Rosneft, que no ha sido sancionado, informaron los medios de comunicación.

Las autoridades de Fiyi habían argumentado que el tribunal no tenía que determinar la propiedad del barco, sino sólo que estaba sujeto a una orden judicial de Estados Unidos en un caso de blanqueo de dinero.

Estados Unidos sancionó a Kerimov, un expolítico ruso que hizo su fortuna con el oro, en 2014 y 2018, en respuesta a las acciones de Rusia en Siria y Ucrania.

La embajada de Estados Unidos en Suva no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre el fallo judicial.

En otro caso de Task Force KleptoCapture vinculado al Pacífico, el superyate Tango, de 78 metros, que presuntamente pertenece al oligarca ruso Viktor Vekselberg, fue incautado por la policía española en nombre de las autoridades estadounidenses en abril.

El Tango está abanderado en las Islas Cook, que dijeron haber colaborado en la investigación.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores e Inmigración de las Islas Cook dijo a Reuters que, tras ser contactados por Estados Unidos sobre el Tango, dispusieron que un agente realizara una inspección del mismo en Mallorca e identificó varias deficiencias que hacían que no saliera rápidamente del puerto.

Las Islas Cook pudieron proporcionar información que permitió a los investigadores conectar el barco con su propietario, dijo el portavoz.