This content is not available in your region

Un tribunal francés reduce la pena de cárcel del ex primer ministro Fillon

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Un tribunal francés reduce la pena de cárcel del ex primer ministro Fillon
Un tribunal francés reduce la pena de cárcel del ex primer ministro Fillon   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

PARÍS – Una corte de apelaciones francesa ratificó el lunes la condena del ex primer ministro François Fillon por malversación de fondos públicos, pero le redujo un año de prisión.

Fillon fue condenado en 2020 a cinco años de cárcel, tres de ellos suspendidos, por pagar a su mujer cerca de un millón de euros de dinero público por un trabajo mínimo como asistente parlamentaria, un escándalo que acabó con sus ambiciones presidenciales.

El tribunal de apelación cambió la sentencia a cuatro años de cárcel, tres de ellos suspendidos, dijo un funcionario del tribunal.

Fillon no ha cumplido una pena de prisión hasta la fecha, ya que su sentencia no se ejecutó mientras estaba pendiente su apelación.

Pero es poco probable que pase tiempo entre rejas en un país en el que las condenas cortas por delitos de cuello blanco suelen conmutarse por la detención en casa con vigilancia electrónica.

Sus abogados dijeron que apelaría el veredicto del lunes ante la Corte de Casación, el más alto tribunal de apelación de Francia, que no se pronunciaría sobre el caso en sí, sino sólo sobre si se respetaron los procedimientos judiciales y legales en las sentencias anteriores.

Dijeron que, además de las cuestiones de procedimiento, también hay grandes interrogantes sobre la separación de poderes en el caso entre el poder judicial, el gobierno y el parlamento.

“No decimos que sospechemos que las sentencias anteriores tenían una motivación política, pero hace falta fuerza para que un tribunal de apelación anule a un tribunal inferior (…) Las sentencias anteriores eran tan graves que afectaron a la vida política francesa. Eso es lo que esperamos que considere el Tribunal de Casación”, dijo el abogado de Fillon, Antonin Levy, en la radio Franceinfo.

Cuando estalló el escándalo, Fillon denunció lo que llamó una campaña de trucos sucios y negó haber cometido un ilícito, aunque más tarde reconoció haber cometido un error de juicio.

El político conservador, que desde su fallida candidatura presidencial de 2017 ha trabajado en el sector financiero, se ha enfrentado a nuevas críticas por trabajar para dos empresas petroleras rusas.

Poco después del inicio de la guerra de Ucrania, a finales de febrero, Fillon dijo que, en esas condiciones, no podía seguir siendo miembro de los consejos de administración de la petrolera rusa controlada por el Estado Zarubezhneft y de la petroquímica Sibur.