This content is not available in your region

El número de extranjeros en situación irregular en la UE creció un 22% en 2021 - Eurostat

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
El número de extranjeros en situación irregular en la UE creció un 22% en 2021 - Eurostat
El número de extranjeros en situación irregular en la UE creció un 22% en 2021 - Eurostat   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

– El número de personas en situación irregular en la Unión Europea aumentó un 22% hasta alcanzar casi 700.000 en 2021, según datos de la oficina europea de estadística publicados este jueves.

Los sirios fueron los más numerosos, seguidos de los argelinos y los afganos. El número de afganos aumentó cerca de un 55% respecto a 2020, tras la toma del país por los talibanes en agosto.

Los hombres representaron cerca del 87% del número total comunicado por Eurostat, y más de la mitad tenían entre 18 y 34 años

En total, Eurostat dijo que 681.200 personas no pertenecientes a la UE estaban presentes ilegalmente en los 27 países del bloque en 2021, 123.700 más que el año anterior, pero un 67% menos que el máximo alcanzado en 2015, cuando más de un millón de personas procedentes de Siria y otros conflictos llegaron a la UE.

La cifra incluye a los que entraron ilegalmente en el bloque, así como a los que sobrepasaron el tiempo permitido.

Francia es el país que ha registrado la mayor cifra, 215.200, lo que supone un aumento del 107% respecto a 2020.

Le siguen Hungría y Alemania. Entre los tres países suman casi el 70% de todos los ciudadanos extracomunitarios en condiciones ilegales en el bloque.

Los ucranianos constituyeron el mayor número de ciudadanos a los que se les denegó la entrada en la UE en 2021, con unos 50.200 rechazos de un total de 139.000.

Ciudadanos ucranianos rechazados intentaron cruzar las fronteras terrestres hacia Hungría, Polonia y, en menor medida, Rumanía.

El número de ciudadanos extracomunitarios a los que se les presentó una orden de abandonar un Estado miembro disminuyó en torno a un 14% con respecto a 2020, con alrededor de un 37% de órdenes emitidas por Francia, más que cualquier otro Estado miembro.

Mientras que más de la mitad fueron devoluciones forzosas, el 47% abandonó el territorio de forma voluntaria, dijo Eurostat.

En general, la mayoría de las entradas denegadas se debieron a que el propósito y las condiciones de estancia de la persona no estaban justificados, dijo Eurostat, pero también en el 29% de los casos porque se consideró a la persona como una amenaza pública.