This content is not available in your region

Siguen las largas colas en las gasolineras de Sri Lanka pese a los esfuerzos del Gobierno

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Siguen las largas colas en las gasolineras de Sri Lanka pese a los esfuerzos del Gobierno
Siguen las largas colas en las gasolineras de Sri Lanka pese a los esfuerzos del Gobierno   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Uditha Jayasinghe y Devjyot Ghoshal

COLOMBO – El lunes se formaron largas colas en las gasolineras de la capital comercial de Sri Lanka y sus alrededores, a pesar de que el Gobierno de la nación isleña se esforzaba por suministrar combustible y sofocar los disturbios en su lucha contra una devastadora crisis económica.

Kanchana Wijesekera, ministro de Energía de Sri Lanka, dijo que se habían recibido suministros de gasolina de 95 octanos, utilizada principalmente en los automóviles, y que se estaban distribuyendo por todo el país, de 22 millones de habitantes, que lleva meses luchando contra la escasez de combustible.

“Con los dos cargueros descargados, las reservas de gasolina estarán disponibles para las próximas 6 semanas cómodamente”, dijo Wijesekera en un tuit.

Otras 40.000 toneladas métricas de gasolina suministradas por India también habían llegado a Sri Lanka el lunes, dijo la Alta Comisión (Embajada) india, dos días después de que Nueva Delhi entregara 40.000 toneladas de gasóleo a su vecino del sur.

Sri Lanka está sumida en su peor crisis económica desde su independencia, ya que la grave escasez de divisas ha paralizado las importaciones y ha hecho que el país sufra carencia de combustible y medicinas y continuos cortes de electricidad.

Los problemas financieros se deben a la confluencia de la pandemia del virus COVID-19, que ha lastrado una economía dependiente del turismo, el aumento de los precios del petróleo y los recortes fiscales populistas del Gobierno del presidente Gotabaya Rajapaksa y su hermano, Mahinda, que dimitió como primer ministro este mes.

El veterano político Ranil Wickremesinghe, que asumió el cargo de primer ministro a principios de este mes, ha advertido del empeoramiento de las dificultades en los próximos meses, incluida la escasez de alimentos.

Las protestas contra la gestión de la crisis por parte del Gobierno han continuado durante semanas, y a principios de mes estallaron en violencia, con nueve muertos y más de 300 heridos. No obstante, las protestas han sido pacíficas desde entonces, aunque se mantiene la indignación contra el Gobierno del país, donde la inflación se situó en el 33,8% en abril.