This content is not available in your region

Grupos piden a Biden actuar sobre control de armas, pero la Casa Blanca mira al Congreso

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Grupos piden a Biden actuar sobre control de armas, pero la Casa Blanca mira al Congreso
Grupos piden a Biden actuar sobre control de armas, pero la Casa Blanca mira al Congreso   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Jeff Mason y Andrea Shalal

– Grupos que abogan por el control de armas están presionando al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, para que tome medidas más enérgicas por su cuenta para frenar la violencia armada tras el tiroteo en la escuela primaria de Texas, pero la Casa Blanca quiere que el Congreso actúe primero para tener un impacto más significativo.

La Casa Blanca ha hablado con grupos de seguridad de armas desde el ataque del martes en Uvalde, Texas, en el que murieron 19 estudiantes de primaria y dos maestros, el tiroteo escolar más mortífero en casi una década, dijeron activistas.

Los grupos instan a Biden a hacer una declaración de emergencia sobre la violencia con armas de fuego, nombrar un zar de la violencia con armas, abogar por levantar el obstruccionismo del Senado si es necesario y emitir una orden ejecutiva sobre la verificación de antecedentes para la compra de armas de fuego si los legisladores no aprueban una ley que reduzca las lagunas en la normativa actual.

Por el momento, la administración Biden está presionando al Congreso para que apruebe leyes de armas más estrictas que puedan tener un impacto más duradero que la acción ejecutiva. La Casa Blanca ha estado en contacto con los principales demócratas en el Congreso con respecto a los próximos pasos en las leyes de armas de fuego.

Los proyectos de ley respaldados por los demócratas que requieren verificación de antecedentes, la prohibición de los rifles semiautomáticos y el fortalecimiento de las medidas de seguridad de las armas han fracasado durante una década en el Congreso frente a la firme oposición republicana y las objeciones de algunos demócratas moderados e independientes.

Los defensores del derecho a portar armas creen en una interpretación amplia de las protecciones constitucionales de Estados Unidos para tener y portar armas.

Los demócratas en el Congreso dijeron el miércoles que intentarían de nuevo con la legislación.

“El plan es trabajar duro para lograr un compromiso durante los próximos 10 días”, dijo el senador Chris Murphy. “Ojalá tengamos éxito y el Senado pueda votar un proyecto de ley bipartidista que salve vidas”.

Después de que el atacante, identificado como Salvador Ramos, de 18 años, usó un rifle semiautomático AR-15 para matar a estudiantes y maestros antes de ser abatido por agentes, muchos activistas de seguridad de armas exigieron más urgencia a la Casa Blanca.

“El presidente Biden no está haciendo lo suficiente”, dijo el miércoles David Hogg, sobreviviente de la masacre en la escuela secundaria de Parkland, Florida.

La Casa Blanca “continúa analizando todas las herramientas que tenemos para detener la violencia armada, con nueva urgencia luego de los trágicos tiroteos en Uvalde y Buffalo, incluso a través de acciones ejecutivas adicionales”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Michael Gwin, en respuesta a preguntas sobre los próximos pasos.

El presidente, dijo, “ha presionado y seguirá presionando enérgicamente al Congreso para que actúe”.