Inundaciones en Bangladés dejan a 3,5 millones de niños necesitados de agua potable: UNICEF

Inundaciones en Bangladés dejan a 3,5 millones de niños necesitados de agua potable: UNICEF
Inundaciones en Bangladés dejan a 3,5 millones de niños necesitados de agua potable: UNICEF Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

LONDRES, 24 jun - Quince niños se han ahogado en las inundaciones repentinas que han arrasado Bangladés y otros 3,5 millones necesitan urgentemente agua potable a medida que aumenta el riesgo de enfermedades transmitidas por el agua, declaró el viernes el representante de UNICEF en el país.

"Es un número asombroso de niños y un aumento en los últimos dos días. Enormes zonas están totalmente sumergidas y desconectadas del agua potable y de los suministros de alimentos. Los niños necesitan ayuda ahora mismo", dijo Sheldon Yett.

El Gobierno y las agencias de ayuda se han apresurado a proporcionar ayuda, incluyendo agua y otros suministros, tras las inundaciones repentinas en una cuarta parte del país del sur de Asia.

Las inundaciones también han afectado instalaciones sanitarias, han cerrado las escuelas y han interrumpido el tratamiento por malnutrición de cientos de niños, dijo Yett en una rueda de prensa en Ginebra.

Los casos de diarrea han aumentado a 2.700 a mediados de esta semana, añadió.

Las autoridades de Bangladés y de la vecina India han advertido del riesgo de una epidemia de la enfermedad.

En total, más de 4,5 millones de personas han quedado varadas y decenas han muerto en Bangladés, muchas de ellas en las peores inundaciones de la región de Sylhet, en el noreste, desde hace más de 100 años.

En el estado de Assam, en el este de India, se han desplegado helicópteros de la fuerza aérea del país para enviar alimentos y otros suministros a las comunidades aisladas.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Guerra en Ucrania: la caída de un dron ruso causa 7 muertos en Odesa

Guerra en Gaza: Israel "ha firmado" un acuerdo de alto el fuego, a la espera de Hamás

De los logros a las quejas: El euroescepticismo en los países bálticos