This content is not available in your region

Cientos de inmigrantes irrumpen en el enclave español de Melilla

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Cientos de inmigrantes irrumpen en el enclave español de Melilla
Cientos de inmigrantes irrumpen en el enclave español de Melilla   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Emma Pinedo y Ahmed Eljechtimi

MADRID, 24 jun -Alrededor de 2.000 migrantes intentaron saltar el viernes la alta valla que separa el enclave norafricano español de Melilla, decenas de los cuales consiguieron cruzar desde Marruecos tras una violenta escaramuza de dos horas con los agentes fronterizos, según las autoridades españolas.

Melilla y Ceuta, un segundo enclave español también en la costa norte de África, se han convertido en la última década en un imán para los migrantes, en su mayoría subsaharianos, que intentan entrar en Europa.

El intento del viernes —que, según las autoridades españolas, tuvo un saldo de 57 migrantes y 49 policías españoles heridos— comenzó a las 6.40 hora local (0440 GMT), ante la resistencia de las fuerzas de seguridad marroquíes.

Alrededor de las 0840 horas, más de 500 inmigrantes comenzaron a entrar en Melilla, saltando por encima del techo de un puesto de control fronterizo tras cortar la valla con una cizalla, informó el organismo que representa al Gobierno central en la zona en un comunicado.

La mayoría fueron obligados a regresar, pero unos 130 hombres lograron llegar al enclave y estaban siendo procesados en un centro de recepción de inmigrantes, añadió.

AMDH Nador, un organismo marroquí de defensa de los derechos humanos, dijo que la incursión se produjo un día después que migrantes se enfrentaran a personal de seguridad marroquí que intentaba desalojar los campamentos que habían montado en un bosque cercano a Melilla.

El director de la organización, Omar Naji, dijo a Reuters que el enfrentamiento formaba parte de una “intensa represión” contra los inmigrantes desde que las fuerzas españolas y marroquíes reanudaron las patrullas conjuntas y reforzaron las medidas de seguridad en la zona del enclave.

El responsable del Ministerio del Interior marroquí encargado de la migración y el control de las fronteras no estuvo disponible de inmediato para hacer comentarios.

La incursión fue la primera de importancia desde mediados de marzo, cuando España adoptó una postura favorable a Rabat sobre Sáhara Occidental, un territorio reclamado por Marruecos, pero en el que un movimiento independentista apoyado por Argelia reclama la creación de un Estado soberano.

En las semanas de 2022 anteriores a ese cambio, las entradas de migrantes en los dos enclaves se habían más que triplicado en comparación con el mismo periodo de 2021.

A mediados de 2021, hasta 8.000 personas entraron a nado en Ceuta o treparon por su valla durante un par de días, aprovechando el aparente levantamiento de una red de seguridad en el lado marroquí de la frontera tras una disputa diplomática bilateral.