This content is not available in your region

OIEA expresa su preocupación por personal de central nuclear ucraniana y exige acceso

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

VIENA, 24 jun -El organismo de control nuclear de la ONU dijo el viernes que está cada vez más preocupado por el bienestar del personal de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, la más grande de Europa, y añadió que debe acudir allí lo antes posible.

El Organismo Internacional de Energía Atómica lleva meses diciendo que la situación en Zaporiyia, donde el personal ucraniano trabaja operando la planta bajo la orden de las tropas rusas, supone un riesgo para la seguridad y que quiere enviar una misión allí.

“El OIEA es consciente de las recientes informaciones aparecidas en los medios de comunicación y en otros lugares que indican un deterioro de la situación del personal ucraniano en la mayor central nuclear del país”, señaló un comunicado del organismo de Naciones Unidas con sede en Viena.

Añadió que está “cada vez más preocupado por las difíciles condiciones a las que se enfrenta el personal (…) y debe acudir allí lo antes posible para abordar esta y otras cuestiones urgentes”.

Una de esas cuestiones es que los inspectores del OIEA deben llevar a cabo labores de verificación, incluida la comprobación de las “grandes cantidades” de material nuclear que hay allí.

Aunque este mes se ha restablecido la transmisión a distancia de datos sobre ese material a la sede del OIEA, las verificaciones del inventario físico deben seguir siendo realizadas en persona por los inspectores en un intervalo que “no puede exceder una duración determinada”, dijo el organismo, sin dar más detalles.

Dos de los seis reactores de la central han sido recargados recientemente y estas comprobaciones de ese combustible son un requisito previo antes de volver a ponerlos en marcha, añadió. Dos reactores están actualmente en funcionamiento.

“La situación en esta importante central nuclear es claramente insostenible. Estamos informados que el personal ucraniano está operando la instalación en condiciones extremadamente estresantes mientras el sitio está bajo el control de las fuerzas armadas rusas”, dijo el director general del OIEA, Rafael Grossi, en el comunicado.

“Las recientes informaciones son muy preocupantes y ahondan aún más mi preocupación por el bienestar del personal allí”.