This content is not available in your region

Rusia advierte a Occidente: No den por sentados sus activos en nuestro país

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Rusia advierte a Occidente: No den por sentados sus activos en nuestro país
Rusia advierte a Occidente: No den por sentados sus activos en nuestro país   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

29 jun – Rusia insinuó el miércoles que no ha abandonado la idea de embargar activos y empresas de propiedad occidental en el país, mientras un alto funcionario criticaba con dureza a los gobiernos que han golpeado a Moscú con sanciones.

En una combativa rueda de prensa, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Maria Zakharova, advirtió que Rusia está preparada para “actuar en consecuencia” si Occidente decide usar los activos estatales congelados de Rusia, entre los que hay unos 300.000 millones de dólares de reservas de divisas del banco central.

La utilización de los fondos “será interpretada por nosotros como un ataque ilegal y desafiante, lo que nos da derecho a tomar medidas de represalia para proteger nuestros intereses”, afirmó el miércoles.

Altos funcionarios occidentales, entre ellos el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, han abogado por confiscar las reservas congeladas para ayudar a financiar la reconstrucción de Ucrania tras la guerra.

Zakharova calificó la medida de Occidente de congelar los activos impuesta en respuesta al envío de decenas de miles de tropas por parte de Moscú a Ucrania el 24 de febrero como una violación del derecho internacional.

“No debemos olvidar los activos extranjeros de los países occidentales, las empresas y los ciudadanos que se encuentran en el territorio de nuestro país”, declaró.

Si Occidente no se adhiere a los principios de la democracia, la economía abierta, la propiedad privada y la independencia judicial, “lo reconoceremos y actuaremos en consecuencia”, añadió Zakharova.

Decenas de empresas internacionales, entre ellas el gigante petrolero BP, el fabricante de autos francés Renault, y McDonald’s, han suspendido sus actividades en el país desde que Moscú inició lo que denomina su “operación militar especial” y tras la posterior imposición de duras sanciones occidentales.

En mayo, los legisladores rusos dieron su aprobación inicial a un proyecto de ley que permitiría al gobierno nacionalizar los activos de las empresas occidentales que se han marchado, aunque todavía no está en los libros de leyes.