This content is not available in your region

Aviones chinos sobrevuelan el estrecho de Taiwán ante la posible visita de Pelosi -fuente

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Aviones chinos sobrevuelan el estrecho de Taiwán ante la posible visita de Pelosi -fuente
Aviones chinos sobrevuelan el estrecho de Taiwán ante la posible visita de Pelosi -fuente   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Yimou Lee y Sarah Wu

TAIPÉI, 2 ago – Se espera que la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, llegue a Taipéi a lo largo del martes, dijeron fuentes conocedoras sobre el asunto, mientras varios aviones de guerra chinos volaban cerca de la línea que divide el estrecho de Taiwán, dijo una fuente a Reuters.

China ha advertido en repetidas ocasiones que Pelosi no debe ir a Taiwán, un territorio que reclama como propio, mientras que Estados Unidos dijo el lunes que no se dejaría intimidar por el “ruido de sables” chino.

Además de los aviones chinos que sobrevuelan el estrecho, varios buques de guerra chinos navegaron cerca de la línea divisoria no oficial desde el lunes, dijo la fuente a Reuters. La fuente dijo que tanto los buques de guerra como los aviones chinos “presionaron” en la línea media el martes por la mañana, un movimiento inusual que la persona describió como “muy provocativo”.

Aviones chinos realizaron repetidamente movimientos tácticos de “tocar” brevemente la línea media y volver en círculos al otro lado del estrecho el martes por la mañana, mientras que los aviones taiwaneses estaban en espera en las cercanías, dijo la persona.

Los aviones chinos abandonaron la zona por la tarde, pero los barcos permanecieron en ella, dijo la persona.

Los aviones de ninguna de las partes suelen cruzar la línea divisoria.

El Ministerio de Defensa de Taiwán afirmó en un comunicado que conoce perfectamente las actividades militares cerca de la isla y que enviará fuerzas de forma adecuada en reacción a las “amenazas del enemigo”.

Los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores de China no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

En la ciudad de Xiamen, en el sureste de China, situada frente a Taiwán y con una gran presencia militar, residentes informaron que habían visto vehículos blindados en movimiento el martes y publicaron fotos en internet, que no pudieron ser verificadas inmediatamente por Reuters.

Las redes sociales chinas se llenaron de inquietud por un posible conflicto y de fervor patriótico y el tema de la visita de Pelosi fue el más destacado en Weibo, similar a Twitter.

REUNIONESDELMIÉRCOLES

La mayor parte de las reuniones previstas por Pelosi, incluida la de la presidenta Tsai Ing-wen, están programadas para el miércoles, según una persona familiarizada con su itinerario.

Cuatro fuentes indicaron que Pelosi tiene previsto reunirse el miércoles por la tarde con un grupo de activistas que se manifiestan abiertamente sobre el historial de derechos humanos de China.

Antes, el martes, Pelosi visitó Malasia, tras haber comenzado su gira por Asia en Singapur el lunes. Su oficina dijo que también irá a Corea del Sur y Japón, pero no mencionó una visita a Taiwán.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Taiwán dijo que no tenía ningún comentario sobre los presuntos planes de viaje de Pelosi.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China reiteró su oposición a una visita de Pelosi a Taiwán.

“Ante el desprecio imprudente de Estados Unidos a las reiteradas y serias representaciones de China, cualquier contramedida que tome la parte china estará justificada y será necesaria, lo cual es también el derecho de cualquier país independiente y soberano”, dijo la portavoz Hua Chunying en una rueda de prensa diaria en Pekín.

RECLAMACIONESESPURIAS

Las respuestas de Pekín podrían incluir el lanzamiento de misiles cerca de Taiwán, actividades aéreas o navales a gran escala o más reclamaciones legales como la afirmación de China que el estrecho de Taiwán no es una vía fluvial internacional, dijo el lunes el portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, que calificó tales reivindicaciones de “espurias”.

“No morderemos el anzuelo, ni participaremos en el ruido de sables. Al mismo tiempo, no nos dejaremos intimidar”, dijo Kirby.

China considera que las visitas de representantes estadounidenses a Taiwán, isla autogobernada y reclamada por Pekín, son una señal alentadora para los independentistas de la isla. Washington no tiene vínculos diplomáticos oficiales con Taiwán, pero está obligado por la ley estadounidense a proporcionar a la isla los medios para defenderse.

La visita de Pelosi, segunda en la línea de sucesión a la presidencia de Estados Unidos y crítica desde hace tiempo de China, se produciría en medio del empeoramiento de los lazos entre Washington y Pekín.

La Casa Blanca ha tachado la retórica de China de infundada e inapropiada.

PIEZA DE AJEDREZ

Kirby dijo que nada del posible viaje de Pelosi cambiaba la política de Estados Unidos hacia Taiwán y que Pekín era muy consciente que la división de poderes dentro del Gobierno de Estados Unidos significaba que Pelosi tomaría sus propias decisiones sobre la visita.

“La presidenta de la Cámara de Representantes tiene derecho a visitar Taiwán”, dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca.

Durante una llamada telefónica el pasado jueves, el presidente chino, Xi Jinping, advirtió al presidente estadounidense, Joe Biden, que Washington debe respetar el principio de una sola China y “los que juegan con fuego perecerán por ello”.

Biden dijo a Xi que la política estadounidense sobre Taiwán no había cambiado y que Washington se opone firmemente a los esfuerzos unilaterales para cambiar el statu quo o socavar la paz y la estabilidad en el estrecho de Taiwán.

Pekín considera que Taiwán forma parte de su territorio y nunca ha renunciado a utilizar la fuerza para poner la isla bajo su control. Taiwán rechaza las reivindicaciones de soberanía de China y afirma que sólo su pueblo puede decidir el futuro de la isla.

Acostumbrados a estar en medio de las tensiones entre China y Estados Unidos, los taiwaneses expresaron opiniones encontradas sobre la visita de Pelosi.

“En cuanto a las declaraciones o comentarios de odio de China, en realidad siempre ha sido así. Así que lo vemos con tranquilidad y no nos asustamos demasiado”, dijo Yang Hsing-ruel, estudiante universitario de 22 años, mientras expresaba su esperanza que la visita reforzara los lazos entre Taiwán y Estados Unidos.

Otro estudiante, Chang Yun-fan, de 22 años, tenía pocas expectativas.

“Al final sólo somos una pieza de ajedrez en el juego de otros”, dijo.