This content is not available in your region

EEUU reanuda conversaciones nucleares con Irán, pero ambas partes tienen pocas expectativas

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

Por Parisa Hafezi

DUBÁI, 4 ago – Las conversaciones indirectas entre Teherán y Washington se reanudaron en Viena con una reunión entre el negociador nuclear jefe de Irán y Enrique Mora, de la Unión Europea, que coordina el diálogo que busca salvar el acuerdo nuclear de 2015, informaron el jueves medios estatales iraníes.

Tanto Teherán como Washington han minimizado la posibilidad de un avance en esta ronda de conversaciones, mientras que el jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, ha advertido de que no queda margen para nuevos compromisos importantes.

Como Irán se niega a mantener conversaciones directas con Estados Unidos, Mora alternará entre Ali Bagheri Kani y el enviado especial de Estados Unidos para Irán, Rob Malley, que tuiteó el miércoles que se dirigía a Viena con sus expectativas limitadas.

Dando muestras de poca flexibilidad para resolver las cuestiones espinosas que quedan, Bagheri Kani hizo recaer en la Casa Blanca la responsabilidad de llegar a un compromiso, diciendo en un tuit que Estados Unidos debería “mostrar madurez y actuar con responsabilidad”.

El portavoz de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Kirby, dijo que las negociaciones “están prácticamente terminadas en este momento”.

“No vamos a esperar eternamente a que Irán acepte el acuerdo. Hay un acuerdo sobre la mesa. Deberían aceptarlo”, dijo a periodistas en Washington el jueves. “Parece que el tiempo se está acortando mucho en términos de poder llegar a un acuerdo”.

Poco queda del acuerdo de 2015, que levantó las sanciones contra Teherán a cambio de restricciones a su programa nuclear. El entonces presidente Donald Trump abandonó el pacto en 2018 y volvió a imponer duras restricciones.

En respuesta, Teherán incumplió el acuerdo de varias maneras, incluyendo la acumulación de reservas de uranio enriquecido.

Sin embargo, tras 11 meses de conversaciones indirectas en Viena entre Teherán y la administración del presidente Joe Biden, en marzo se acordaron las líneas generales de un nuevo acuerdo, pero las conversaciones se rompieron entonces, principalmente por la exigencia de Teherán de que Washington retire a sus Guardias Revolucionarios (IRGC) de una lista de terroristas.