Grecia | Mitsotakis contra las cuerdas tras el escándalo de las escuchas a la oposición

Access to the comments Comentarios
Por Elena Garcia Viscasillas
Kyriakos Mitsotakis, Premier de Grecia en su discurso televisivo sobre el escándalo de las escuchas a políticos y periodistas.
Kyriakos Mitsotakis, Premier de Grecia en su discurso televisivo sobre el escándalo de las escuchas a políticos y periodistas.   -   Derechos de autor  AFP

Aumenta la presión política entorno al primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis tras el escándalo de espionaje a la oposición.

El conservador ha reiterado no estar implicando en el asunto, alegando que no sabía que el teléfono del líder del Partido Socialista, la tercera fuerza política en el país, Nikos Androulakis, había sido pinchado en el 2021. 

El eurodiputado griego fue espiado desde septiembre de 2021 hasta mediados de diciembre. Androulakis, elegido líder del partido PASOK en diciembre de 2021, dijo el viernes que se había enterado de que EYP escuchó sus conversaciones a finales de 2021, pero no reveló su fuente de información.

También fueron escuchados varios periodistas. 

Desde la semana pasada, cuando el caso salió a la luz, los partidos de la oposición exigen una investigación a fondo y califican las revelaciones como el Watergate de Mitsotakis.

"El Servicio Nacional de Inteligencia subestimó la dimensión política de esa acción concreta. Era formalmente adecuada, pero políticamente inaceptable." ha declarado el primer ministro. 

Puede que la vigilancia se ajustara a lo que dice la ley, pero era incorrecta. Yo no tenía conocimiento de ello y, si lo hubiera tenido, nunca lo habría permitido.
Kyriakos Mitsotakis
Primer ministro de Grecia

Pese a que Mitsotakis ha anunciado cambios en la estructura del Servicio Nacional de Inteligencia (EYP), no ha esclarecido por qué se llevaron a cabo estas escuchas, ni de quién recibieron la orden de hacerlo. 

Fuentes del Gobierno habían filtrado en los últimos días que la solicitud de espiar al líder socialdemócrata provino del extranjero, algo a lo que Mitsotakis no se refirió en absoluto.

El principal partido de oposición, el izquierdista Syriza, ha pedido la dimisión del primer ministro y le exige que revele si hubo más políticos y periodistas que fueron escuchados.

Por el momento, tanto el director del servicio secreto como el jefe de gabinete del Premier han dimitido en medio del escándalo.