This content is not available in your region

Japón sopesa flexibilizar las restricciones fronterizas por el COVID-19 -medios

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Japan to lift COVID entry ban for 106 countries including U.S
Japan to lift COVID entry ban for 106 countries including U.S   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Rocky Swift y Elaine Lies

TOKIO, 23 ago – Japón podría suprimir los requisitos de las pruebas de COVID-19 previas a la salida para los viajeros y aumentar los límites diarios de entrada, informaron medios locales.

Japón cuenta con algunas de las medidas fronterizas más estrictas contra la pandemia entre las principales economías, exigiendo a los viajeros que presenten un resultado negativo en la prueba del coronavirus realizada en las 72 horas previas a la salida.

El Gobierno podría renunciar pronto a las pruebas para los pasajeros vacunados y el cambio entraría en vigor dentro de unas semanas, informó Nikkei a última hora del lunes. Es posible que se aumente el límite diario de viajeros entrantes de 20.000 a 50.000 a partir del mes que viene, dijo el martes Fuji News Network.

El secretario jefe del gabinete, Hirokazu Matsuno, declinó hacer comentarios sobre el momento en que se producirá la flexibilización de las fronteras, diciendo que dependerá de las condiciones del COVID-19 en Japón y en el extranjero.

“Junto con la adopción de todas las medidas para evitar el contagio, también promoveremos la actividad económica. Y con las medidas de control fronterizo, las relajaremos por etapas mientras mantenemos estas dos cosas en equilibrio”, dijo Matsuno a los periodistas.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón dijo que estaba al tanto de las informaciones de los medios, pero emplazó los comentarios al Ministerio de Sanidad, que tiene jurisdicción sobre los controles de infección en las fronteras. El Ministerio de Sanidad no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

El primer ministro, Fumio Kishida, que se está recuperando del COVID-19 en su casa tras dar positivo el domingo, dijo en mayo que quería que las medidas fronterizas de Japón estuvieran más en línea con las de otros países del Grupo de los Siete.

En junio, Japón se abrió a los turistas por primera vez en dos años, aunque los visitantes deben obtener visados y limitarse a las visitas guiadas.

Grupos empresariales nacionales y extranjeros han instado a una mayor relajación de los controles fronterizos de Japón, afirmando que las medidas corren el riesgo de hacer que el país se quede atrás económicamente.

Asociaciones empresariales europeas y estadounidenses acogieron con satisfacción las medidas de flexibilización comunicadas, al tiempo que instaron a Japón a restablecer la exención de visado para los viajeros de negocios y turistas.

“Nos gustaría reiterar que la necesidad de que los empresarios tengan un visado antes de partir hacia Japón sigue siendo un obstáculo”, dijo el presidente del Consejo Empresarial Europeo, Michael Mroczek. “Esto en particular para las empresas que no tienen presencia en Japón”.

Om Prakash, presidente de la Cámara de Comercio Estadounidense en Japón, animó al Gobierno a alinear sus políticas de viajes fronterizos con las de otros países del G7 “para restaurar la reputación de Japón como lugar acogedor y abierto”.