This content is not available in your region

Zelenski insta al mundo a obligar a Rusia a abandonar planta nuclear tras accidente

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Both working reactors at occupied Ukrainian nuclear plant disconnected from grid after nearby fire- Energoatom
Both working reactors at occupied Ukrainian nuclear plant disconnected from grid after nearby fire- Energoatom   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Tom Balmforth y Max Hunder

KIEV, 26 ago – El presidente de Ucrania instó al mundo a actuar mucho más rápido para obligar a las tropas rusas a abandonar la central nuclear más grande de Europa, después de que el sitio se quedó sin electricidad durante horas en un incidente que, según dijo, podría provocar un desastre de radiación internacional.

El presidente Volodímir Zelenski sostuvo que los bombardeos rusos del jueves provocaron incendios en los pozos de ceniza de una central eléctrica de carbón cercana que desconectó la planta de Zaporiyia de la red eléctrica. Un funcionario ruso dijo que Ucrania tenía la culpa.

Los generadores diésel de respaldo aseguraron el suministro de energía vital para los sistemas de refrigeración y seguridad en la planta, dijo Zelenski, elogiando a los técnicos ucranianos que operan la planta bajo la mirada del ejército ruso.

“La clave es (…) se necesita presión internacional que obligue a los ocupantes a retirarse de inmediato del territorio de la planta de energía nuclear de Zaporiyia”, dijo en un discurso en video el jueves por la noche.

“El OIEA y otras organizaciones internacionales deben actuar mucho más rápido de lo que están actuando ahora. Porque cada minuto que las tropas rusas permanecen en la planta de energía nuclear es un riesgo de un desastre de radiación global”, dijo en referencia al organismo de control nuclear de la ONU.

Los residentes de la ciudad de Zaporiyia, 50 kilómetros al noreste de la planta y unos 435 kilómetros al sureste de Kiev, expresaron su alarma por la situación.

“Por supuesto que tengo miedo. Todos están asustados, no sabemos qué pasará después, qué nos espera cada minuto, segundo”, dijo Maria Varakina, una encargada de redes sociales de 25 años.

Hanna Kuz, una profesora de 46 años, dijo que la gente teme que las autoridades ucranianas no puedan advertir a los residentes a tiempo en caso de lluvia radiactiva.

La compañía nuclear estatal de Ucrania, Energoatom, dijo que uno de los dos reactores en funcionamiento de la planta fue reconectado a la red y estaba suministrando electricidad de nuevo tras desconectarse por completo el jueves.

Vladimir Rogov, un funcionario designado por Rusia en la ciudad ocupada de Enerhodar, cerca de la planta, culpó a las fuerzas armadas ucranianas por el incidente del jueves y dijo que provocaron un incendio en un bosque cerca de la planta.

“Esto fue causado por la desconexión de las líneas eléctricas de la central nuclear de Zaporiyia como resultado de las provocaciones de los combatientes de Zelenski”, escribió Rogov en Telegram. “La desconexión en sí fue provocada por un incendio y un cortocircuito en las líneas eléctricas”.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus fuerzas destruyeron un obús M777 de fabricación estadounidense usado, según indicó, por Ucrania para bombardear la planta. Las imágenes satelitales mostraron un incendio cerca de la central, pero Reuters no pudo verificar su causa.

Energoatom dijo que el incidente del jueves fue la primera desconexión completa de la planta, que se ha convertido en un punto crítico en la guerra de seis meses. Las autoridades regionales de Zaporiyia dijeron que más de 18.000 personas en varios asentamientos seguían sin electricidad el viernes debido a los daños causados a las líneas eléctricas.

Rusia invadió Ucrania en febrero, capturó la planta en marzo y la controla desde entonces, aunque el personal ucraniano todavía la dirige. Rusia y Ucrania se han acusado mutuamente de bombardear el sitio, alimentando los temores de un desastre nuclear. La ciudad de Zaporiyia sigue en manos de las autoridades ucranianas.

Naciones Unidas está buscando acceso a la planta y ha pedido que se desmilitarice el área. Alemania condenó el viernes la ocupación continua de la planta por parte de Rusia y calificó la situación de “muy, muy peligrosa”.