This content is not available in your region

Ucrania, en vilo por bombardeo a central nuclear de Zaporiyia y a las ciudades cercanas

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Explainer-The vast nuclear plant in the eye of the war in Ukraine
Explainer-The vast nuclear plant in the eye of the war in Ukraine   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Pavel Polityuk y Max Hunder

KIEV, 28 ago – La artillería rusa disparó durante la noche contra ciudades ucranianas al otro lado del río de la central nuclear de Zaporiyia, informaron autoridades locales, lo que agravó el temor de los residentes, ya que los informes sobre los bombardeos en torno a la central hacían temer una catástrofe radiactiva.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo el domingo que hubo más bombardeos ucranianos contra la planta en las últimas 24 horas, justo un día después de que Moscú y Kiev intercambiaron acusaciones de atacar la mayor planta nuclear de Europa, lo que ha provocado una gran preocupación internacional.

La empresa nuclear ucraniana Energoatom dijo que no tenía nueva información sobre los ataques a la planta.

Capturado por las tropas rusas en marzo, pero todavía gestionado por personal ucraniano, el complejo, situado en la línea del frente sur de la guerra, ha sido uno de los principales focos del conflicto, que dura ya seis meses.

El gobernador de la región, Oleksandr Starukh, dijo el domingo en Telegram que las fuerzas rusas atacaron edificios residenciales en la principal ciudad de la región, Zaporiyia, a unas dos horas en auto de la planta y en Orikhiv, más al este.

El sábado, Starukh dijo a la televisión ucraniana que se estaba enseñando a los residentes cómo utilizar el yodo en caso de una fuga de radiación.

El Ejército ucraniano informó en su informe diario del bombardeo de otras nueve localidades de la zona, en la orilla opuesta del río Dniéper a la planta, mientras que la agencia RIA citó al Ministerio de Defensa ruso diciendo que su fuerza aérea atacó una planta de Motor Sich en donde se reparaban helicópteros.

Reuters no pudo verificar los informes.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, dijo que nueve proyectiles disparados por la artillería ucraniana en dos ataques cayeron en terrenos de la planta nuclear.

“En estos momentos, el personal técnico a tiempo completo está supervisando el estado técnico de la central nuclear y garantizando su funcionamiento. La situación de la radiación en la zona de la central nuclear sigue siendo normal”, dijo en un comunicado.

Naciones Unidas y Kiev han pedido la retirada de equipos y personal militar de la planta para garantizar que no sea un objetivo.

EL CONTINENTE EN PELIGRO

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, afirmó que el Ejército ruso ha convertido la planta en una base militar, poniendo en riesgo a todo el continente, y que no tienen nada que hacer allí.

“Los militares rusos deben salir de la planta”, dijo en Twitter.

El organismo de control nuclear de la ONU, el OIEA, está a la espera de recibir autorización para que sus funcionarios visiten la planta, la que su director dijo el jueves que debe de estar “muy, muy cerca”.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, advirtió el viernes de que la situación en Zaporiyia seguía siendo “muy riesgosa”, un día después de que se tardara horas en volver a conectar dos de sus reactores a la red después de que bombardeos la sacaron de línea.