This content is not available in your region

Ucrania lanza contraofensiva en el sur y Rusia bombardea ciudad portuaria

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Shelling near Ukraine nuclear plant fuels disaster fears; Russia pounds Donbas
Shelling near Ukraine nuclear plant fuels disaster fears; Russia pounds Donbas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Andrea Shalal y Max Hunder

MIKOLÁIV, Ucrania/KIEV, 29 ago – Tropas ucranianas, reforzadas por la ayuda militar occidental, lanzaron el lunes una esperada contraofensiva para recuperar territorio en el sur, mientras las fuerzas rusas bombardeaban zonas residenciales de la ciudad portuaria de Mikoláiv, en el mar Negro.

Moscú reconoció que hubo una nueva ofensiva, pero dijo que había fracasado y que los ucranianos habían sufrido importantes bajas.

Sin embargo, una andanada de cohetes ucranianos dejó sin agua ni electricidad a la ciudad de Nova Kajovka, ocupada por Rusia, dijeron funcionarios de la autoridad local designada por Rusia a la agencia de noticias RIA.

El nuevo ataque ucraniano ocurre tras varias semanas de relativo estancamiento en una guerra que ha dejado miles de personas muertas, ha desplazado a millones, ha destruido ciudades y ha provocado una crisis energética y alimentaria mundial en un contexto de sanciones económicas sin precedentes.

Los bombardeos rusos sobre Mikoláiv dejaron al menos dos muertos, 24 heridos y arrasaron viviendas, según funcionarios de la ciudad y testigos.

El conflicto, el mayor ataque a un Estado europeo desde 1945, se había convertido en una guerra de desgaste, principalmente en el sur y el este, marcada por los bombardeos de artillería y los ataques aéreos. Rusia capturó franjas del sur de Ucrania cerca de la costa del mar Negro en su fase inicial.

El mando del sur de Ucrania dijo que sus soldados habían iniciado acciones ofensivas en varias localidades del sur, incluida la región de Jersón, situada al norte de la península de Crimea anexionada por Rusia.

Ucrania ha atacado más de 10 emplazamientos en la última semana y “ha debilitado indiscutiblemente al enemigo”, según una portavoz que no quiso dar detalles de la contraofensiva.

Ucrania ha estado utilizando sofisticadas armas suministradas por Occidente para atacar los depósitos de munición rusos y causar estragos en las líneas de abastecimiento.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que las tropas ucranianas habían intentado una ofensiva en las regiones meridionales de Mikoláiv y Jersón, pero sufrieron importantes bajas, según un reporte de la agencia de noticias RIA. “El intento de ofensiva del enemigo fracasó miserablemente”, señaló el informe.

Reuters no pudo verificar de forma independiente las informaciones del campo de batalla.

MÁSBOMBARDEOS

En Mikoláiv, donde los bombardeos rusos afectaron a zonas residenciales, un corresponsal de Reuters dijo que un ataque alcanzó la casa de una familia justo al lado de una escuela, matando a una mujer.

Mikoláiv, centro de construcción naval y puerto en el río Bug del Sur, frente al mar Negro, ha sufrido intensos bombardeos rusos durante toda la guerra, pero ha permanecido en manos ucranianas.

Rusia afirma que está llevando a cabo una “operación militar especial” en Ucrania para librarla de los nacionalistas y proteger a las comunidades de habla rusa. Ucrania y Occidente describen las acciones de Rusia como una guerra de agresión no provocada.

El mundo también se esfuerza por evitar una catástrofe en la central de Zaporiyia, ocupada por Rusia, la mayor planta nuclear de Europa, donde ambas partes han intercambiado acusaciones de bombardeos en sus proximidades.

Una misión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) a la instalación, capturada por las fuerzas rusas en marzo, pero todavía dirigida por personal ucraniano, debía llegar a Kiev el lunes y comenzar a trabajar en los próximos días, dijo Ucrania.

Dirigida por el jefe de la OIEA, Rafael Grossi, la misión evaluará los daños físicos, valorará las condiciones de trabajo y comprobará los sistemas de seguridad y protección, dijo la organización con sede en Viena.

Funcionarios instalados en Rusia dijeron el lunes que un ataque con misiles ucranianos había abierto un agujero en el techo de un depósito de combustible en la planta.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que sus fuerzas habían derribado un avión no tripulado ucraniano que intentaba atacar el complejo, según agencias de noticias rusas. La cartera dijo que no hubo daños graves y que los niveles de radiación eran normales.

Reuters no pudo verificar de forma independiente ninguno de los dos informes.