Polémica por la utilización con fines electorales del bicentenario por parte de Bolsonaro

Access to the comments Comentarios
Por Juan Carlos De Santos Pascual  con EFE
Imagen de Bolsonaro capturada durante uno de sus discursos del bicentenario
Imagen de Bolsonaro capturada durante uno de sus discursos del bicentenario   -   Derechos de autor  Eraldo Peres/Copyright 2022   -  

Bolsonaro trata de revitalizar su campaña convirtiendo la movilización de las celebracioens del bicentenario de la independencia de Brasil en un acto electoral. A tres semanas de la cita con las urnas el excapitán ha participado en varios eventos el día de la conmemoración. El mandatario destacó en sus discursos que las encuestas que dan como favorito a su contricante son falsas y arremetió contra él.

"Sabemos que tenemos delante una lucha del bien contra el mal, ese mal que duró 14 años en nuestro país y que estuvo a punto de romper nuestra patria y que ahora quiere volver a la escena del crimen".

El expresidente y candidato Lula , contraatacó en las redes sociales, acusando a Bolsonaro de secuestrar los festejos del bicentenario y de simplificar la campaña.

"En ningún momento se ha usado un día nacional, el día del pueblo brasileño, el mayor día de nuestro país con motivo de su independencia, como instrumento de política electoral" señalaba Lula da Silva. El expresidente también apuntaba: "El presidente, en vez de discutir los problemas de Brasil, de intentar decirle al pueblo brasileño cómo va a resolver los problemas de la educación, la salud, el desempleo, el salario mínimo, intenta hacer campaña política con el fin de atacarme"

El exmandatario ha aprovechado también para a_rremeter contra el presidente pidiéndole que explique al pueblo cómo la familia Bolsonaro logró reunir 26 millones de reales en efectivo para comprar más de medio centenar de propiedades.

Acusan a Bolsonaro de incluir un discurso de "machismo explícito"

Una de las escenas que dejó este Bicentenario fue calificada por líderes de la oposición como "machismo explícito", después de que el mandatario hiciera gala de su supuesta potencia sexual.

En su discurso en Brasilia, tras elogiar a su esposa y sin una sola mención al día patrio, el propio Bolsonaro animó a la multitud a corear "es imbroxável", una grosera palabra usada coloquialmente para definir al hombre que nunca falla a la hora del sexo.

"Vergonzoso y patético", afirmó la candidata presidencial de una alianza de centro derecha Simone Tebet, y agregó que "en el día de la Independencia, el presidente muestra su desprecio por las mujeres con su masculinidad tóxica e infantil".

En el mismo sentido se pronunció Soraya Thronicke, abanderada de una coalición de derechas, quien sostuvo que Bolsonaro "insiste en propagar una información que no le interesa al pueblo brasileño, que no precisa un presidente 'imbroxável', sino incorruptible".

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, una de las coordinadoras de la campaña de Lula, se sumó a esa protesta y calificó a Bolsonaro de "despreciable", tras acusarlo de "apropiarse indebidamente del Bicentenario de la Independencia".