Encerrados y golpeados por los rusos: la dura realidad denunciada por los ciudadanos de Izium

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Mykhailo Chindey, ciudadano de Izium y víctima de los abusos rusos en esta ciudad
Mykhailo Chindey, ciudadano de Izium y víctima de los abusos rusos en esta ciudad   -   Derechos de autor  JUAN BARRETO/AFP or licensors

Su nombre es Mykhailo Chindey, ciudadano de la ya tristemente famosa ciudad de Izium, y tras abandonar el hospital lleva a los periodistas y al fiscal que le acompañan al lugar en el que asegura fue retenido y golpeado.

A sus 67 años, Mykhailo narra con aparente tranquilidad los 12 días que pasó en la comisaría de la ciudad bajo manos rusas.

"Estuve en esta celda", cuenta al entrar a un reducido y oscuro espacio en el sótano de la comisaría. "Las ventanas estaban cubiertas con telas. Esto es de mi chaqueta. Es un trozo de mi chaleco", dice mirando dichas telas. "Y ese cuenco amarillo era mío... Sí, esta era mi celda".

"Arriba me golpeaban el brazo", continúa explicando. "Había una habitación especial. No puedo decirte exactamente dónde estaba, lo tengo borroso en la cabeza. Había golpes por todas partes, incluso en la celda de al lado. La mujer que estaba al otro lado gritaba muy fuerte".

Al igual que otros prisioneros, Mykhailo contaba los días que pasaba en cautiverio. Una vez liberado, tuvo que ser llevado a un hospital, y pronto se someterá a una intervención quirúrgica para restablecer completamente su brazo lesionado.

Es una de las muchas historias que van saliendo a la luz en Izium, la ciudad reconquistada por Kiev en la que el ejército ucraniano encontró una fosa común con 440 muertos, varios de ellos con signos de tortura.

El presidente Volodímir Zelenski no dudaba en la últimas horas de acusar a Moscú de emplear "prácticas nazis", comparando lo sucedido en la ciudad recientemente liberada con los crímenes de guerra revelados el pasado mes de abril en Bucha, cerca de Kiev.