La eurozona evaluará coordinar los planes de apoyo energético de cara a una recesión

Las medidas de ayuda energética de la eurozona complican la lucha contra la inflación
Las medidas de ayuda energética de la eurozona complican la lucha contra la inflación Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 7 nov - Los ministros de finanzas de la zona euro debatirán el lunes cómo coordinar mejor el apoyo a las economías frente al aumento de los precios de la energía para reducir la incertidumbre que crean estos esquemas para sus presupuestos de 2023 y prepararse mejor para una recesión que se avecina.

Alemania enfureció a sus pares de la Unión Europea en septiembre al anunciar un plan para apoyar a los hogares y las empresas por valor de hasta 200.000 millones de euros, una cantidad que pocos países pueden igualar y que, según sus críticos, amenaza la competencia leal dentro del mercado único de la UE. Otros países de la UE también han anunciado planes de apoyo, pero más pequeños.

Dichos esquemas, que actúan como un estímulo fiscal, no solo aumentan la deuda pública ya grande en la zona euro de 19 países, sino que también dificultan que el Banco Central Europeo combata la inflación, que alcanzó un 10,7% anual en octubre.

Con eso en mente, los ministros de la zona euro acordaron en septiembre y octubre que la ayuda del gobierno debe ser específica y temporal, pero muchos de esos esquemas no lo han sido.

"Las medidas no han sido tan específicas y temporales como se planeó, la mayoría de ellas han sido amplias", dijo un funcionario de alto rango de la zona euro involucrado en la preparación de las conversaciones de los ministros. "Se reconoce que las medidas generales no son sostenibles por mucho tiempo".

Una de las opciones en discusión es que los gobiernos proporcionen una cantidad fija de energía a un consumidor a un precio subsidiado, y el consumo por encima de ese límite se liquidará al precio de mercado más alto, dijeron las autoridades.

"No sería lo óptimo, pero no buscamos lo óptimo, sino lo política y económicamente sostenible", dijo el mismo funcionario.

"Si hay suficientes puntos en común, buscaríamos que la Comisión Europea resuelva los detalles y un conjunto de principios que los gobiernos de la UE podrían implementar en las políticas nacionales".

Dichos principios comunes permitirían a la UE mantener una competencia leal entre sus economías y también ayudarían a los ministros a planificar el gasto presupuestario en 2023.

El mes pasado, todos los países de la zona euro presentaron sus proyectos de presupuesto para el próximo año a la Comisión para verificar que cumplen con las normas de la UE y una política fiscal común que pasará de "apoyo" este año a "neutral" en 2023.

Pero solo contienen el gasto que ya ha sido legislado, sin tener en cuenta las necesidades que pueden surgir más adelante en 2023 cuando sea necesario extender algunos de los esquemas de apoyo energético existentes.

Es probable que una recesión económica, que se espera para principios del próximo año, aumente las presiones fiscales sobre los presupuestos, incluso si alivia las presiones inflacionarias a través de la caída de la demanda, dijeron las autoridades.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Mapas de la guerra: Rusia se estaría preparando para una guerra contra la OTAN a largo plazo

El Grupo de Visegrado airea sus divisiones internas respecto a Rusia y la guerra en Ucrania

Moscú advierte a Macron sobre el envío de tropas de la OTAN a Ucrania: "Deberían tener cuidado"