Un tribunal declara ilegal la ley británica de permisos de residencia para europeos tras el Brexit

Un tribunal declara ilegal la ley británica de permisos de residencia para europeos tras el Brexit
Un tribunal declara ilegal la ley británica de permisos de residencia para europeos tras el Brexit Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

21 dic - El plan de permisos de residencia post-Brexit del Gobierno británico para los ciudadanos de la UE es ilegal, dictaminó este miércoles el Tribunal Superior de Justicia de Londres.

La Autoridad Independiente de Supervisión, un organismo financiado por el Gobierno para supervisar los derechos de los ciudadanos, emprendió acciones contra el Ministerio del Interior, argumentando que Reino Unido está incumpliendo su acuerdo de salida con la Unión Europea al exigir a los ciudadanos de la UE que vuelvan a solicitar el derecho a vivir y trabajar en Reino Unido.

Los abogados de la Autoridad argumentaron en una vista celebrada el mes pasado que el plan exige ilegalmente a los ciudadanos de la UE que presenten una segunda solicitud tras haber sido autorizados a permanecer en Reino Unido o perderán sus derechos de residencia.

Los ciudadanos de la UE y sus familiares que no habían establecido un derecho de residencia permanente antes de finales de 2020 podían obtener un permiso limitado para entrar y permanecer en Reino Unido durante cinco años, conocido como "estatus de preasentamiento".

Robert Palmer, representante de la Autoridad, dijo que quienes no presentaran otra solicitud en los cinco años siguientes a la concesión del estatuto de preasentado "perderían automáticamente su derecho de residencia en Reino Unido".

Sostuvo que este aspecto del régimen de asentamiento de la UE —y un régimen similar para los ciudadanos de los países del Espacio Económico Europeo y de la Asociación Europea de Libre Comercio— era "directamente incompatible con el acuerdo de salida".

El juez Peter Lane dictaminó que la interpretación del Gobierno británico del acuerdo de salida era "errónea desde el punto de vista jurídico" y que el régimen de asentamiento era ilegal. Concedió al Ministerio del Interior permiso para recurrir su decisión.

La directora ejecutiva de IMA, Kathryn Chamberlain, dijo en un comunicado: "Me complace que el juez haya reconocido el importante impacto que este asunto podría haber tenido en las vidas y medios de subsistencia de los ciudadanos con estatus de preasentados en Reino Unido".

El ministro del Interior, Simon Murray, dijo en un comunicado que "los ciudadanos de la UE son nuestros amigos y vecinos y nos tomamos muy en serio nuestra obligación de garantizar sus derechos en Reino Unido".

"El plan de permisos de asentamiento de ciudadanos de la UE va más allá de nuestras obligaciones en virtud del acuerdo de salida, protegiendo los derechos de los ciudadanos de la UE y ofreciéndoles una vía de asentamiento en Reino Unido".

"Estamos decepcionados por esta sentencia, que tenemos intención de recurrir".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

De los logros a las quejas: El euroescepticismo en los países bálticos

El canciller alemán Scholz visita por primera vez al Papa en el Vaticano

Rubymar, el barco atacado por los hutíes, se hunde en el mar Rojo