DAVOS-Brasileño Haddad contempla reforma fiscal de dos fases en 2023, integración sudamericana

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Brazil to reinforce fiscal, democratic and environmental commitments, says Haddad
Brazil to reinforce fiscal, democratic and environmental commitments, says Haddad   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2023

DAVOS, Suiza, 17 ene – El ministro de Hacienda de Brasil, Fernando Haddad, dijo el martes que la agenda económica del país incluye una reforma tributaria en dos fases este año, y mencionó la integración de una América del Sur ampliamente progresista como vector de crecimiento para la región.

En declaraciones en un panel del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza, Haddad afirmó que el Gobierno recién inaugurado del presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva quiere votar una reforma del impuesto sobre la renta en la segunda mitad del año, luego de una reforma del impuesto al consumo prevista para el primer semestre.

“(El cambio) es aliviar a las capas más pobres y cargar a los que no pagan impuestos hoy. Mucha gente en Brasil hoy no paga impuestos. Entonces, necesitamos reequilibrar el sistema tributario brasileño para mejorar la distribución del ingreso en Brasil”, dijo.

Otra senda de crecimiento vendrá de la integración regional, dijo el ministro, al mencionar a Colombia, Chile y Argentina para resaltar que en casi todos los países sudamericanos hay presidentes progresistas que comparten más objetivos que en el pasado.

“Debido a que ya no existe el auge de las materias primas de principios de siglo, ahora tendrán que hacerlo de manera diferente”, afirmó.

“Como no tenemos el auge de las materias primas, hagamos un auge de integración, para favorecer el comercio, las transacciones financieras, el sistema crediticio, integrar todo eso a nuestra región, llamar la atención del mundo y atraer inversiones, agregó.

Según el ministro, el gobierno de Lula también diseñará un programa para sacar a las personas del endeudamiento de consumo para que puedan volver al mercado de consumo.

Destacó la política de elevar el salario mínimo, incrementándolo “un poco por encima de la inflación”, como un motor más para impulsar el consumo de bajos ingresos.

Con respecto a las mejoras regulatorias para atraer inversiones, Haddad afirmó que se enfocaría principalmente en asociaciones y concesiones público-privadas, pero también usaría el presupuesto público para algunos proyectos específicos.