EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Crónica de la travesía del globo chino sobre Estados Unidos

CHINA-EEUU-ESPIONAJE-MILITAR:Crónica de la travesía del globo chino sobre Estados Unidos
CHINA-EEUU-ESPIONAJE-MILITAR:Crónica de la travesía del globo chino sobre Estados Unidos Derechos de autor Thomson Reuters 2023
Derechos de autor Thomson Reuters 2023
Por Reuters
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Phil Stewart y Jeff Mason

WASHINGTON, 6 feb - Cuando el 28 de enero un presunto globo espía de China penetró por primera vez en el espacio aéreo estadounidense al norte de las islas Aleutianas, las autoridades de Estados Unidos creyeron que era muy probable que siguiera su trayectoria hacia el norte sobre zonas poco pobladas.

Pero dos días más tarde, el globo hizo algo inesperado: redujo la velocidad, moviéndose cerca de Canadá. Luego cambió de rumbo y se dirigió hacia el sur, en una nueva trayectoria que lo llevaría finalmente sobre el estado de Idaho, en Estados Unidos, según las autoridades del país.

"Fue entonces cuando supimos que se trataba de algo diferente", declaró un responsable estadounidense bajo condición de anonimato.

Los globos espía chinos han entrado en territorio estadounidense en el pasado, pero la forma en que maniobró éste, dirigiéndose hacia lugares sensibles de Estados Unidos, hizo saltar las alarmas en el Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD, por sus siglas en inglés), un organismo conjunto de Canadá y EEUU, según las autoridades.

Estados Unidos tiene una base militar y silos de misiles nucleares en Montana, estado limítrofe con Idaho.

La aparición del globo chino, que provocó un revuelo político en Estados Unidos, hizo que el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, cancelara un viaje a Pekín previsto para los días 5 y 6 de febrero, con el que ambos países esperaban mejorar sus difíciles relaciones.

El presidente estadounidense, Joe Biden, pidió el martes opciones militares para hacer frente a la creciente -pero aún no revelada- crisis.

El miércoles, mandos militares desarrollaron un plan para derribar el globo mientras sobrevolaba Montana.

La planificación avanzó hasta el punto de que el aeropuerto de Billings decretó el miércoles una parada en tierra para despejar el espacio aéreo cercano, mientras los militares movilizaban cazas F-22 en caso de que Biden ordenara derribar el globo.

"Incluso con esas medidas de protección adoptadas, nuestros mandos militares consideraron que no habíamos reducido el riesgo lo suficiente, por lo que no seguimos adelante con la operación", declaró el jueves a la prensa un alto cargo de Defensa estadounidense.

Otro mando militar estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que los escombros habrían caído al menos en un radio de 11 kilómetros, lo que supondría un riesgo mortal para la población y podría dañar infraestructuras.

En su lugar, la mejor y más segura opción era hacer descender el globo sobre el agua, concluyeron los oficiales, una medida que también podría ayudar a los servicios de inteligencia estadounidenses a recuperar el equipo chino para su estudio.

MANIOBRAS CON EL GLOBO

El gobierno de EEUU se ha negado a decir qué lugares inspeccionó el globo chino. Al parecer, se desplazó cerca de bases estadounidenses sensibles, como la base Malmstrom de las fuerzas aéreas en Montana, que supervisa 150 silos de misiles balísticos intercontinentales, y la base Offutt en Nebraska, sede del Mando Estratégico de Estados Unidos, encargado de las fuerzas nucleares.

También pareció sobrevolar la base aérea de Whiteman, en Misuri, donde opera el bombardero B-2 de la Fuerza Aérea.

Un responsable estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, dijo que el globo fue capaz de permanecer en el aire sobre áreas específicas.

"Lo hemos visto. Merodeó sobre ciertos lugares. Iba a la izquierda, a la derecha. Lo vimos maniobrar dentro de la corriente en chorro. Así es como funcionaba", dijo el responsable, añadiendo que la nave tenía hélices y timones.

China afirma que el globo era una nave civil utilizada con fines meteorológicos y de otro tipo, y que se desvió hacia el espacio aéreo estadounidense "de forma totalmente accidental".

El miércoles, el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, y su subsecretaria, Wendy Sherman, se reunieron con altos cargos de la embajada de China para transmitirles "una serie de mensajes contundentes", dijo un alto cargo de Washington.

Biden ya había ordenado a su equipo que protegiera los lugares con información sensible de la vigilancia China, mientras el NORAD rastreaba los movimientos del globo a través del territorio continental estadounidense.

Estados Unidos también empezó a recopilar información sobre el globo en sí, incluido su funcionamiento.

Tras los avistamientos a lo largo de la trayectoria del globo y el creciente revuelo público, Blinken decidió el jueves posponer oficialmente su viaje a China, según un cargo del Gobierno estadounidense. El viernes, el Departamento de Defensa de EEUU dijo que esperaba que el globo siguiera sobrevolando el país durante varios días más.

DERRIBO PREPARADO

Pero tras esas declaraciones públicas, el globo ganó velocidad y se dirigió hacia la costa de Carolina del Sur. Las autoridades dijeron que no estaba claro cuánto de esa aceleración se debía a la corriente en chorro o al uso de la propia dirección del globo.

Biden aprobó un plan para derribar el globo el viernes por la noche, lo que puso en marcha preparativos militares a tiempo completo para coordinar la misión.

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de EEUU (NASA, por sus siglas en inglés) analizó y evaluó el campo de escombros, basándose en la trayectoria del globo, las condiciones meteorológicas y la "carga útil" estimada de los sensores, y se desplegó una operación militar en el mar y en el cielo.

Varios aviones de combate y de reabastecimiento se unieron a la misión de derribar el globo chino, pero sólo uno -un caza F-22 de la base aérea de Langley, en el estado de Virginia- efectuó el disparo a las 14:39 hora local (1939 GMT), utilizando un único misil AIM-9X Sidewinder.

El misil perforó el globo cuando se encontraba a una altura de entre 18.000 y 20.000 km, y la carga se precipitó al mar. El campo de escombros se extendió a lo largo de 11 km, como estaba previsto, pero la mayor parte aterrizó en aguas relativamente poco profundas, a sólo 14 metros de profundidad.

"Eso lo hará bastante fácil", dijo un oficial militar sobre la operación de recuperación en el Atlántico.

Una vez finalizada la misión, el Gobierno estadounidense notificó el resultado a China mientras el Departamento de Estado de EEUU informaba a sus aliados.

China condenó la acción, diciendo que Estados Unidos estaba "obviamente exagerando".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

NO COMMENT: Gran celebración del Día del Yoga en la India

Hamás mata a dos soldados de las Fuerzas de Defensa de Israel

Los coches sin conductor suelen ser más seguros que los conducidos por humanos, según un estudio