This content is not available in your region

Dubái busca convertirse en un santuario de animales marinos

euronews_icons_loading
Sólo quedan 8 000 tortugas carey hembras anidadoras en todo el mundo.
Sólo quedan 8 000 tortugas carey hembras anidadoras en todo el mundo.   -   Derechos de autor  Euronews   -   Creditos: Dubái
Tamaño de texto Aa Aa

La tortuga de carey es originaria de Oriente Medio y está catalogada como especie en peligro crítico de extinción ya que se calcula que sólo quedan 8 000 hembras anidadoras en todo el mundo.

En Dubái pueden encontrarse a lo largo de kilómetros de costa de la ciudad, que los conservacionistas están dispuestos a proteger.

El tiburón alfombra árabe es otra especie que vive en las aguas de la costa y la protección de estos animales se ha convertido en un esfuerzo de equipo.

Desde los santuarios de animales hasta los voluntarios y los grupos comunitarios, Dubái está actuando para rescatar, rehabilitar y mantener la fauna autóctona

El Santuario de Tortugas del hotel Jumeirah Al Naseem se creó en 2004 y hasta ahora han rescatado 1 900 tortugas marinas.

Tristan Delmas, director del hotel Burj Al Arab, dijo que el objetivo es devolver al mar a las tortugas heridas y proporcionar cuidados a largo plazo a las que nunca serán capaces de volver a la naturaleza.

Diversidad de tiburones y rayas

"Las cuidamos, a algunas las operamos, y después las metemos en la laguna para que se fortalezcan antes de la liberación oficial", explica Delmas.

Las tortugas de la laguna del hotel tienen entre tres y cien años y reciben muchos visitantes, sobre todo a la hora de alimentarse. El santuario también lleva a cabo un programa educativo para los huéspedes del hotel, los escolares locales y los ciudadanos.

Otro hotel de Dubái que se compromete a marcar la diferencia es el Atlantis. Una de sus principales atracciones es el parque acuático y el acuario Lost Chambers. Dentro del acuario tienen un hospital de animales y un programa de cría activo.

Rob Bennett, director del acuario Lost Chambers, explicó que mucha gente no se da cuenta de la diversidad de tiburones y rayas que pueden encontrarse en las aguas locales.

Rincones y grietas

Parte del programa de cría consiste en liberar tiburones en su hábitat natural, a unos 40 kilómetros de distancia, en la Reserva Marina de Dubái. Euronews ayudó a liberar en el océano algunos de los tiburones de tres años que estaban en el hospital.

Kelly Timmins es la directora de conservación y educación en Atlantis. Comenta a Euronews que la zona de liberación puede parecer una playa de arena a primera vista, pero está llena de manglares y arrecifes de coral.

"A estos tiburones alfombra árabes les gusta esconderse en las rocas y grietas. Así que es importante que los liberemos en una zona en la que puedan estar seguros y en la que puedan encontrar todos estos recovecos para conseguir ese tipo de refugio".

Una nueva generación

Al otro lado de la reserva se encuentra el recién inaugurado Bosque de Manglares de Dubái. En la ceremonia, a la que asistió el Ministro de Medio Ambiente de los EAU, se plantaron 40 manglares, a los que seguirán miles más. Se espera que sea el mayor manglar de Oriente Medio.

Este abundante ecosistema incluye arrecifes de coral, manglares, praderas marinas y una playa natural, y está protegido y mantenido por el Grupo de Medio Ambiente Marino de los Emiratos.

El comandante Ali Saqr Sultan Al Suweidi, presidente del Grupo Medioambiental Marino de los Emiratos (EMEG, por sus siglas en inglés), dirige un programa que invita a las escuelas locales a realizar excursiones para aprender sobre la conservación y transmitir información clave a la siguiente generación.